lunes, 1 de mayo de 2017

EUROPA E IRAN 2017

Resumen
Son 2 noches en Madrid, 13 noches en Irán, 1 noche en Bérgamo, 2 en Verona, 2 en Bologna, 1 en Lucca, 4 en Poggibonsi, que está en el centro de la Toscana, 1 en Volterra, 4 noches en Córcega (Francia), 1 en Orvieto, 1 en Roma como escala técnica para tomar en avión a Malta, 4 noches en Malta, 4 noches en Barcelona y 2 noches en avión sobre el Atlántico. Total 42 noches.
La parte en Irán es con una agencia Iraní. Incluye alojamiento en 6 ciudades, desayunos, almuerzos, traslados (uno de ellos en avión) y guía eninglés.No pagamos nada, porque no aceptan tarjetas ni giros bancarios. Pagaremos allá taca taca.
La parte Europea es todo por nuestra cuenta. Tendremos auto 1 día en el lago de Garda, 3 días en Toscana, 3 días en Córcega y 2 días en Malta. El resto nos moveremos en tren o Ferry, con hoteles cerca de las estaciones.
Costo estimado para 2 personas, con todo incluido (Compras incluidas) 12.000 U$.
2 y 3 de mayo
Vuelo de Montevideo a Madrid, similar a todos los vuelos en líneas baratas: Asientos apretados, que te pregunten si "pollo o pasta", que como merienda me dieran un pan, que recién descubrí que tenía jamón y queso cuando me puse los lentes, de tan finitos que eran, que aprovechando la diferencia horaria se saltearon la cena, pasando directamente de la merienda al desayuno. Pero llegaron y en hora, que eran las 5 de la mañana de Madrid.
Pero tan temprano, nada de tener una pieza en el hotel hasta cerca de las 14 horas. Así que dejamos las valijas en el hotel y mal dormidos salimos a trotar Madrid antes del amanecer.
Recorrimos el Paseo del Prado, la plaza Cibeles, la Puerta de Alcalá y el Parque Retiro hasta que conseguimos la pieza del hotel para hacer una siesta y recuperar el sueño perdido.
Después fuimos al Faro de la Moncloa, con una linda vista de todo Madrid.
Y ahí se armó. Cuca empezó con los museos. Para peor había descubierto que las 2 últimas horas eran gratis. Y esa era la excusa perfecta para llevarme. Al final cedí. Hoy acepté ir al museo Reina Sofía, pero mañana a las 2 últimas horas del Museo del Prado va sola, aunque yo la acompañaré hasta la puerta y la iré a buscar. En el Santa Sofía vimos el Guernica de Picasso y varios cuadros que le precedieron. No opino de ninguno porque fui obligado.
Por último fuimos a la Plaza Santa Ana, que de nochecita se pone muy animada con muchos madrileños que "salen de tapas".
4 de mayo
Empezamos por el Palacio Real. Tiene un montón de piezas enormes, con una apabullante decoración.
Seguimos con el museo de las armaduras. Por supuesto que había muchísimas armaduras para personas y caballos, pero me llamaron la atención las armaduras para niños. No vi armaduras para mujeres. Espero que las feministas incluyan el reclamo para la marcha de las mujeres del año próximo.
Luego una caminata por la Plaza Mayor y sus alrededores, llegando hasta la Puerta del Sol.
Como estaba previsto, acompañé a Cuca hasta la puerta del Museo del Prado, que era gratis después de las 18hs. Pero había una cola que hasta las 19 no entraba. Pero encontró un curro: Había una exposición que costaba 15€, pero que después de las 18hs costaba 7€, y los mayores de 65 pagaban la mitad. O sea que con 3.50€ entró a la exposición, que estaba unida al museo, y sin cola. Yo, ni 3.50€ ni gratis. Me fui a pasear al Parque del Retiro hasta que salió. De ahí fuimos a ver la Puerta de Alcalá y Cibeles de noche, iluminadas.
Tanto el almuerzo como la cena fueron en mesitas en la vereda. Uno en la Plaza Mayor y el otro con vista a la Puerta de Alcalá. Si Cuca se queja de las comidas, no le crean.
Se ven muchos bichicomes (perdón, gente en situación de calle) durmiendo en las veredas. También hay mucho vendedor ambulante, que en general son negros (perdón, afrodescendientes). No vimos cuidacoches ni malabaristas de semáforos. Pero ya les haremos una exportación no tradicional de los mismos.
5 de mayo
Día cansador y aburrido. Viaje al aeropuerto, 2 horas de espera, viaje de Madrid a Estambul de 4,5 horas, 3 horas de espera en Estambul, Viaje de 3 horas a Teherán (Tehran in english), 1 hora en pasaportes, y al salir…….
Habrá alguien esperándome? Yo no pagué la excursión, no sé a qué hotel tengo que ir. Si no viene nadie, estoy frito.
Pero me vinieron a buscar. Resulta que estoy escribiendo esto a las 6 de la mañana del 6 de mayo, y en Word, porque no pude conectar la internet del hotel. Me marcha el whatsapp y el mail, pero no la netbook.
6 de mayo
Descubrí que el blog está bloqueado en Irán. Lo continuaré en Word, y lo actualizaré al salir de Irán.
El poco tiempo que tuve para dormir, lo dormí mal, porque entraba luz por la ventana (ya era de día). Resulta que en Persia no hay persianas.
Hoy tocaron 3 museos. Y yo que anduve disparando de un museo de Madrid, me tocan 3 en Irán. Pero no es lo mismo. A mi me aburren los museos de pintura, porque no creo en la pintura después que se inventó la fotografía a color.
Pero acá, el primer museo era de arqueología. Y en ese tema Irán es de los países más interesantes del mundo, ya que la civilización entro 5000 años a.c., mientras en Europa entró 2000 años a.c. Recuerden que estamos al lado de Éufrates y el Tigris. O ya se olvidaron que fueron al liceo. En esta zona aprendieron a escribir 1000 años a.c.
El 2do museo era de objetos de cerámica y vidrio de esas primeras civilizaciones.
Y el 3ero era de tapices de los siglos 16 al 20. Son de lana o de seda. Algunos están hechos en las ciudades, pero otros son de tribus nómades que aún existen en Irán.
En la excursión, con guía en inglés, somos 20. 11 hablamos Español. Misteriosamente, le entiendo bastante al guía en inglés. Se ve que lo habla tan mal como yo.
El guía nos dio una explicación sobre Chiíes y Sunnies. Son 2 ramas del Islam que se separaron por el siglo 8, recién nacido el Islam. Nos dijo que los Chiíes son los buenos y los Sunnies los malos, porque tomaron como esclavos a los descendientes de Mahoma, y por eso son herejes. Además el Corán prohíbe el suicidio, y los sunnies hacen los atentados suicidas. Por eso Irán es un país tranquilo (no como piensan mis parientes y amigos que dijeron que yo estaba loco si iba a Irán), porque la mayoría es Chií, y los pocos sunnies que hay están domesticados. Además Estado Islámico es Sunní. Yo estaba a punto de creerle, cuando me acordé que Bashar Al Assad  era chií.
La moneda oficial es el Rial. Por cada U$S te dan 37.000 Riales. Y aunque los billetes están en Riales, la gente habla en Tomanes, que son 10 riales.  Me pasó que como el desayuno y el almuerzo están incluidos, terminamos el día réquete  llenos y fui a comprar bananas para la cena. Con gestos pregunto cuánto es, y en una máquina de calcular me muestra 13.000. Saco un billete de 100.000 y logra explicarme que eran 13.000 tomanes y que con 100.000 riales no alcanzaba.
Las letras y los números son distintos a los nuestros. Logré aprender a leer los números, para entender los precios que están publicados y no me estafen. Pero con las bananas me deben haber estafado porque no tenían precios publicados.
Cuca, al igual que todas las turistas en Irán tuvo que cambiar la vestimenta. Tiene un pañuelo que le tapa el pelo, no puede mostrar brazos ni piernas y además debe usar una ropa amplia que no muestre las redondeces del trasero. Usa pantalones y una camisa de hombre amplia y larga. Muchas de las locales tienen toda su ropa negra. Pero las que abandonaron el negro, no usan colores vivos. Solo colores aburridos.
Teheran es una ciudad muy extendida, con cerca de 15 millones de habitantes (80 millones en todo Irán). La infraestructura vial es aceptablemente buena, para ser un país subdesarrollado.
Que hayan bloqueado mi blog, no es una persecución contra mí, ya que hay muchas páginas de internet que están bloqueadas (facebook, BBC, La Nación, etc.) Por suerte somos chicos y podemos leer diarios uruguayos. También funcionan el correo y Whatsapp.
Tampoco funcionan los medios de pago occidentales. Por eso aún no pagué la excursión y ya estoy disfrutando de los servicios. Es que no funcionan lar tarjetas nuestras como medio de pago, ni en los cajeros de ellos. Tampoco se pueden hacer giros bancarios. Está lleno de Bancos locales.
7 de mayo
Saliendo de la habitación, y antes de llegar al ascensor, Cuca ligó un reto: Se había olvidado de taparse el pelo.
Empezamos visitando el complejo Sa’ad Abad, en la parte norte de Teherán, en un lugar alto y cerca de las montañas nevadas. Consta de 18 Palacios de la Dinastía Pahlavi. Visitamos el que fue residencia de verano del Sha que gobernó hasta el año 1979, en que fue derrocado por la Revolución Islámica. En él vivía con la reina Farah Diba, rodeados de jardines. Salvo las alfombras, toda la decoración fue traída por Farah Diba desde Francia. Parece que hasta el 79 vivían muy bien!
En otros de los palacios del mismo complejo vimos unos cuadros de un pintor iraní y un museo de la caligrafía.
Cuando caminábamos por el parque entre un palacio y otro, nos cruzábamos con chicas liceales que se daban vuelta para mirar a Cuca y a las mujeres de nuestro grupo disfrazadas de iraníes, y luego seguían caminando muertas de risa.
De tarde vimos el museo de joyas de la corona, con una enorme colección de joyas muy valiosas. Por precaución, se visitan sólo 2 horas por día y están en el sótano del Banco de Irán por mayor seguridad. Incluye uno de los 2 diamantes más grandes del mundo (el otro, que también es iraní, está en el British Museum).
Terminamos en el museo de arte contemporáneo. Lo armó Farah Diba. Cada vez que iba a Francia, se traía un montón de cuadros de pintores famosos. Cuando la revolución echó al Sha y Farah, lo dejaron abandonado. Lo reabrieron hace poco. La arquitectura del edificio me gustó, pero los cuadros, como podrán suponer, me embolaron.
Ya de noche, volamos a Shiraz en una aerolínea local, en un vuelo con muchas turbulencias, que originaron gritos de varias pasajeras.
Shiraz tiene 2 millones de habitantes, e históricamente fue capital por varios años. Está a 1550m sobre el nivel del mar, en el sur de Irán.
8 de mayo
Hoy de mañana por fin nos llevaron a la agencia a pagar los €3.280 que nos cuesta.
En todos lados, los frentes de las casas, en planta baja tienen un comercio. Cada comercio tiene 3 ó 4 metros de frente. Abren de tarde hasta las 11 de la noche. En los que venden ropa de mujer, se ve ropa que muestra lo mismo que en occidente. Lo de estar todas tapadas funciona puertas afuera de la casa. Hasta ahora no vimos mujeres con las caras tapadas.
Me llevan a los restaurantes típicos y como, pero no me pregunten qué como. Había una mesa con autoservicio, y me clavé con un picante. Después trajeron mucho arroz hecho como al horno, y muchos tarritos con algo con pinta de salsas para agregar al arroz. Todo va al medio de una mesa compartida, y nos dan platos vacíos para servirnos. Todos nos miramos y no sabemos por dónde empezar. Lo que parecían salsas nos dijeron que eran de pescado, de pollo, de cordero o de algo en inglés que no entendimos.
De mañana visitamo la mezquita Nasir Almosk, con muchas decoraciones de azulejos y mosaicos, con un patio muy grande, y con un salón alfombrado superdecorado para rezar. No rezamos.
Seguimos con el Palacio de Karim Khan, los jardines de Eram, las tumbas de 2 poetas famosos y terminamos con el templo Shah e Cheragh. Este último es espectacular, con una cúpula toda cubierta de azulejos y un interior con las paredes totalmente cubiertas con espejitos que no están todos en el mismo plano, lo que le da una luminosidad especial. Tiene 2 partes totalmente separadas, una para  mujeres que no dejaban entrar, y otra para hombres a la cual nos dejaron entrar a todos.
Vimos a un hombre con un niño sentados. Mientras el hombre leía el Corán, el niño, que tenía una camiseta de Pokemon, jugaba con una tablet.
9 de mayo
Ho vimos 2 sitios arqueológicos del orden de 500 años antes de Cristo, situados a 70 km de Shiraz.
Primero fuimos a Necrópolis, donde en una altísima pared rocosa se encuentran excavadas 4 tumbas de entre 500 y 300 años antes de Cristo. La principal es la de Darío I. También hay muchos bajorrelieves tallados en la misma pared, aunque algo posteriores.
Persépolis fue una ciudad que se empezó a construir por Darío I hace 2500 años, y que fue destruida e incendiada por Alejandro Magno 330 años antes de Cristo. La caminamos 2 horas bajo un fuerte sol y casi 30ºC. Aunque fue destruida, tiene mucho interesante para ver.
De vuelta a Shiraz, visitamos el jardín Jahan Nama. Está muy bien regado y tenía mucho verde, a pesar del clima seco.
Después, fuera de programa, nos reunimos Aliye Jafari, la representante de la agencia iraní que nos vendió los pasajes, y fuimos a un boliche a tomar algo. De la lista yo elegí un Mojito, que estaba dentro del capítulo de Mocktais. No, no me equivoqué. Debe ser porque los Cocktails tienen alcohol, que está prohibido en lugares públicos. En las casas están autorizados a tomar. Igual estaba bueno.
Como estaba fuera de programa, no teníamos transporte de vuelta al hotel. Cuando todos hablaban de taxi, sugerí  a algunos volvernos caminando. Al final aceptaron todos. No sabían para donde agarrar, entonces hice de guía ayudado por mi celular con la aplicación maps.me que funciona sin internet, y los llevé derechito.
Para los que tienen miedo de venir a Irán, les comento que acá hay muy poca delincuencia. Y ello es consecuencia del código de penas del Islam. Comento algunas pautas, para que aprendan los que se creen genios y dicen que el aumento de las penas no baja la delincuencia.
Si una persona mata intencionalmente, tiene 3 posibilidades: 1. Que los familiares del muerto lo perdonen. Entonces es absuelto. 2. Que negocie con los familiares del muerto y éstos acepten una compensación en dinero (blood money), además del pago del entierro. También es absuelto.  Y 3. Que no haya arreglo con los familiares del muerto. Entonces lo ejecutan. En todos los casos, las negociaciones con los familiares se hacen delante de un juez, que es el que toma la decisión final si no se logran unanimidades. Y todo independientemente de la edad del asesino que puede ser menor de edad.
La rapiña también se pena con la ejecución. Tasa de reincidencia=0.
Un tipo estaba violando a una mujer en público. Uno del público mató al violador. El asesino del violador fue absuelto.
El código islamista tiene claro quienes son los buenos y quienes son los malos. Y que para tener los derechos humanos, primero hay que cumplir con las obligaciones humanas (ser buenos).
¡Si tendremos para aprender en Uruguay! Mientras sigan mandando en el Uruguay los que cambiaron el nombre de Carcel por el de Instituto de Rehabilitación, los que legislan disparates porque son políticamente correctos y tienen miedo de perder votos, estamos fritos.
Una última: Para los que votan el feminicidio, les cuento que acá los delitos que se cometen en privado tienen menos pena que los que se cometen en público.
10 de mayo
Día de más de 500 km. Carreteras muy buenas. Paisajes muy lindos, casi desérticos, con distintos colores y con montañas.
En el camino vimos Pasargadae, que es unas décadas anterior a Persépolis, pero mucho menos monumental y peor conservada. Se destaca la Tumba de Ciro el Grande.
Luego fuimos a Abar Kouh donde vimos 2 cosas interesantes: Primero, un cono invertido hueco de 25m de alto, construido en adobe. En el interior había un pozo. En invierno, cuando nieva, acopian una capa de nieve, luego una capa de adobe, otra de nieve, etc. Eso conserva el hielo hasta el verano.
Después vimos un ciprés de más de 4000 años de antigüedad, también de 25m de altura.
Por fin llegamos a pasar la noche a un Caravanserai, que era donde pasaban la noche las caravanas, desde hace 400 años. Está reconstruido. Las piezas son tal cual eran antes, de 4x2, sin lleve, sin baño, con una alfombra en el piso, paredes y de ladrillo rústico, cubiertas con una cortinita en el metro inferior, 2 colchonetas, una lamparita y un enchufe y nada más (antes no tenían ni la lamparita ni el enchufe). La pieza no tiene techo. Mucho más alto se ve el techo de la construcción general, por lo que compartimos olores y ruidos con nuestros vecinos a través del corredor.
El baño no es original, pero es bastante primitivo y está como a una cuadra. La ducha y el WC tienen una cortina en vez de puerta.
La cena no estaba incluida y era cara. Además, venimos cenando muy poco, tipo un bizcocho y una lata de duraznos en almíbar, porque desayunamos y almorzamos muchísimo. Hoy ni eso. Apenas una sopita de sobre, hecha con nuestro calentador instantáneo.
Cuca se queja mucho de la mugre de la colcha.
Yo me había hecho la ilusión de caminar por el desierto, justo hoy que hay luna llena, pero no pude porque cierran la puerta y me quedo afuera.
Así que de emocionante no tiene nada. Es sólo pasar una noche encerrados, incómodos, sin baño, muy apretados, y con la incomodidad de tener que agacharnos para buscar cualquier cosa de la valija o del piso.
11 de mayo
Comentarios sobre el día después del caravanserai: Las colchonetas eran muy finas. Era como dormir en el suelo duro.
El techo era un pedazo de esfera que abarcaba el corredor y las 2 piezas a cada lado. Los ruidos que se producían en una pieza, rebotaban en la parte de adentro de la esfera y se concentraban en la pieza simétrica. Y eso hizo que yo escuche a los de la otra pieza hablando en secreto, que escuche hasta el ruido de las hojas de un libro cuando daba vuelta la página. En un momento el tipo tosió, y Cuca pensó que yo había tosido.
Luego partimos hacia un castillo de adobe del año 300 en Saryazd. Parece mentira que aún se mantenga en pié, aunque algunos techos de las 495 piezas que tenía se hayan caído.
Luego seguimos hacia Yazd, donde visitamos 2 sitios relevantes del Zoroastrismo.
Zoroastro, también llamado Zaratustra vivió como 1000 años o más antes de Cristo y fue el creador de la primer religión monoteísta. Es muy anterior al islamismo, que surgió por el siglo 7 después de Cristo. Tuvo gran influencia en esta zona hasta el año 700 en que Irán fue invadido por los árabes, que trajeron el islamismo. El Zoroastrismo siguió siendo practicado, pero sólo por una minoría. Tanto el Cristianismo como el islamismo, tomaron muchas costumbres del Zoroastrismo.
El primer sitio Zoroastrista que visitamos, refiere a una costumbre zoroastrista que los cuerpos de los muertos no pueden tocar la tierra. Entonces construyeron una especie de altar arriba de un cerro, hacia donde llevaban a los muertos y los dejaban para que se los coman buitres. Cuando quedaban solo los huesos, los depositaban en un osario. Visitamos lo que se llaman las torres del silencio, que son los altares mencionados, y las instalaciones accesorias. Fue difícil llegar hasta la torre, ya que el cerro debía tener casi 100m, y había más de 30º y un sol potentísimo. Este sitio funcionó hasta hace pocas décadas.
El segundo sitio Zoroastrista, llamado Templo de fuego, es un templo y museo que conserva un fuego que se encendió en el año 470.
En el almuerzo comimos carne de camello, y me lucí delante de 2 suizos, que necesitaban destapar una botella y me tuvieron que pedir que lo haga con mi navaja suiza. Después del almuerzo, el guía decidió 3 horas de siesta, porque a esa hora el calor es inaguantable. Esta ciudad es la más caliente de nuestro itinerario, porque está a menos altura que las otras.
También visitamos: 1. Un gimnasio donde vimos varias demostraciones de habilidades de los iraníes, que en algunos casos no superaban las habilidades de nuestros malabaristas de semáforos 2. Una cisterna de agua ubicada abajo del gimnasio y 3. La preciosa plaza Terkiye Amir Chakhmagh.
Cerca de la plaza, nos pararon unas niñas con su profesora de inglés. La profesora las manda a que paren turistas para que practiquen Inglés. Conversamos un rato con las niñas y su profesora.
Y ahí se relajó la excursión, porque muchas mujeres (no Cuca) estaban desesperadas por hacer compras. Y hacer compras en grupo de 13 es complicado. Mientras uno compra, 12 se embolan o compran en otro lugar. Nos abrimos del grupo, y nos fuimos caminando al hotel a comer fruta que compramos en el camino, mientras el resto tenía pensado terminar en un restaurante, y seguir agregándole kilos ( y riesgos de descomposturas, como ya ha sucedido) a los abundantes desayunos y almuerzos buffet.
12 de mayo
Hoy es viernes, que es como el domingo para los musulmanes, y está todo cerrado.
Visitamos el museo del agua. Interesantísimo. Resulta que Yazd está en el desierto. No hay ningún arroyo cerca. Entonces construyeron canales subterráneos desde las montañas hasta el pueblo. Pueden ser 60km. En las montañas juntan el agua del deshielo de la nieve, de un manantial, o de represar un curso de agua. Los canales excavados a mano son siempre en bajada y con pendiente constante. En general son del tamaño de una persona que va excavando en túnel. Al llegar a la ciudad, se ramifican en varios canales, para abarcar casi toda la ciudad. Una persona era el responsable de regular los tiempos de suministro de cada ramal. Esos ramales llenaban unos enormes reservorios subterráneos. Como eran muy profundos, el agua se mantenía fresca. También tenían un sistema similar para el agua servida, que terminaba en un gran pozo negro, que se vaciaba a mano, para venderlo como abono. No me hubiera gustado hacer ese trabajo, pero tampoco excavar los canales muy abajo, a oscuras, y con posibilidad de terremotos. Este procedimiento se empezó a usar mucho antes de Cristo y sigue en uso en muchas ciudades.
Luego visitamos la Mezquita Jameh, del siglo XV. Está muy decorada con mosaicos y tejas, siendo el azul el color predominante.  Me gusta mucho más esta decoración islámica, que las de las iglesias medioevales europeas, que ya me tienen cansado.
Después hicimos una caminata por la ciudad vieja y sus laberínticas callejuelas. Las calles, de pared a pared tienen 3 a 4 mts de ancho. No hay vereda. Las paredes son muy altas, para generar sombra, que es muy necesaria con los calores del desierto. Todas las paredes son del mismo color ocre. No hay ventanas. Muchas de las puertas están varios escalones abajo del nivel de la calle. No tienen miedo que se les inunde, porque casi no hay lluvias. En muchos lugares las calles pasan en túnel por debajo de las casas. En otros, hay arcadas, que supongo que son para vincular las casas a ambos lados de las calles, y que tengan más estabilidad.
Dentro de la Ciudad vieja visitamos una escuela del siglo XV, conocida como la prisión de Alejandro.
Luego almuerzo y la siesta,
De tarde volvimos a la ciudad vieja, para seguirla caminando con el guía. Pero a los 100m de empezar la caminata, las compradoras compulsivas que nos acompañan empezaron con las compras. Los maridos me pidieron prestados medio millón de reales cada uno, porque habían tocado fondo. Yo era multimillonario, porque Cuca es muy juiciosa con las compras ( o se restringe con tal de no aguantarme). Como vimos que íbamos a perder mucho tiempo, decidimos hacer la caminata por la cuenta, perdiéndonos en el laberinto, ayudados por la guía Lonely Planet y el mapa que llevaba en el celular. Yo disfruté mucho la caminata. Uno se siente transportado en el tiempo en esas callejuelas. Cuca no lo disfrutó tanto, sobre todo cuando se estaba por poner el sol, por miedo de perderse. No sé si no confiaba en mi mapa, en mi o en la carga de la batería del teléfono para poder salir del laberinto. Estando en una calle angosta y solitaria del laberinto, viene una moto con 2 muchachos. Nos corremos a un lado para dejarlos pasar. Pasan y en seguida frenan y se baja uno y se dirige a nosotros. ¿Se imaginan el final del cuento si estuviéramos en Uruguay? Pero en Irán es diferente. Querían sacarse una selfie con nosotros.
Por todos lados, arriba de las casas, se ven torres de viento. Son como unas chimeneas de 4 caras, con divisiones interiores. Por la cara del lado que viene el viento, entra aire hacia el interior de la vivienda. Por la cara opuesta sale. En todos los reservorios de agua, hay de estas torres de viento.
De tarde y nochecita, mucha gente acudía a la mezquita y se iba con comida que repartían gratuitamente. Era una especie de guiso. Un tipo insistió amablemente que comiéramos, pero nos negamos. Es muy común que la gente nos pare en la calle porque nos ven como bichos raros. Puede ser para ofrecernos algo como en este caso, o para conversar o simplemente para sacarse una foto con nosotros.
Tanto ayer como hoy, de nochecita y por las avenidas principales, se ve mucha gente repartiendo gratuitamente jugos a todos los que pasan. Tampoco aceptamos. No entendimos porqué.
La ciudad tiene una red de avenidas principales cada 500 a 1000 mts. Y en el interior de los rectángulos formados por las avenidas, están los laberintos que describí antes.
Hoy, por primera vez desde que llegamos a Irán, vimos una mujer que tenía toda la cara tapada excepto los ojos. Y ninguna con la cara completamente tapada. Gran cantidad de mujeres van totalmente vestidas de negro, inclusive las jóvenes. Parecería que no es lo más indicado para el calor que hace.
13 de mayo
Día de traslado de Yazd a Isfahan. Son 300km que separan a estas 2 ciudades, ambas de 2 millones de habitantes..
En el camino, visitamos Naim, con su mezquita comenzada a construir en el siglo VIII, y un castillo del siglo II antes de Cristo, pero bastante en ruinas.
Al instalarnos en el Hotel de Isfahan Cuca protestó, porque nos dieron una habitación con living, dormitorio y baño, pero sin ninguna ventana. Intentó cambiarla, pero todas las habitaciones del hotel son iguales. Es la costumbre del islam de casas sin ventanas al exterior. Será la primer noche que pueda dormir con oscuridad total, porque en Persia, las casas que tienen ventanas, no tienen persianas
Después el guía nos llevó a los negocios en los que suponemos que tiene comisión. Fueron un show de alfombras en que no tuvo suerte, y un local que vendía cerámica, piedras preciosas y artículos de cobre pintado. Allí tuvo suerte porque alguien compró. Antes de que termine, nos borramos. Debemos quedar como los menos sociables del grupo, pero no nos importa. No aceptamos malgastar nuestro tiempo mientras otros compran.
Y fuimos de noche a la plaza principal, Es la 2da del mundo en tamaño después de la Tian Am Men, pero es más linda. Y de noche, iluminada, estaba espectacular. Dicen que esta ciudad es interesante, pero solo ver la plaza justifica el viaje.
14 de mayo
Empezamos visitando la Iglesia Armenia. Es de mediados del siglo 17. La mandó construir un musulmán. De afuera parece una mezquita. Adentro no queda ni 1 cm2 de paredes o techos sin decorar, en una rara mezcla de azulejos o mosaicos islámicos, con pinturas cristianas. También visitamos el museo de la iglesia.
Isfahan (o Esfahan dependiendo de la traducción) es una ciudad mucho más linda que las anteriores, con mucho verde, porque a pesar de estar al borde del desierto, tiene un río que la atraviesa y por lo tanto abunda el agua para el mantenimiento de parques y jardines. Y en las 2 orillas del río hay jardines muy cuidados.
Sobre ese río, visitamos un puente del siglo 17, que ahora es peatonal, y que en una época también funcionó como represa para generar un lago que el Rey pudiera disfrutar. El puente tiene 2 niveles que se pueden recorrer. Se llama Khaju.
Acá no hubo siesta, porque la temperatura es más soportable. Después del almuerzo fuimos a la mezquita Jameh, y previamente recorrimos el bazar que la rodea, porque hay mujeres que lo único que les interesa es comprar. La Mezquita comenzó a funcionar en el siglo VIII, y en siglos posteriores tuvo muchas ampliaciones. Es de ladrillo y tiene enormes columnas y muchas cúpulas.
En un momento, Cuca y otra Sra se separaron del grupo a descansar en un asiento. Se les acercó un Mullah, con una especie de turbante blanco en la cabeza, y en español les habló durante un buen rato de las bondades del Corán. Creo que entre esa charla y su vestimenta, falta muy poco para que Cuca se convierta al Islam. 
Luego fuimos a uno de dos minartetes que son del siglo 11, y que en la época de las caravanas, de noche, encendían fuego en la cima para que desde lejos ubiquen a Isfahan.
Por último, como vimos una iglesia cristiana armenia y una mezquita musulmana, para no discriminar, también visitamos una sinagoga. Sí, en esta ciudad de Irán hay como 16 sinagogas y 2000 judíos residentes. Y nadie los molesta.
El regreso al hotel se complicó, porque el presidente de Irán, al enterarse de que nosotros estábamos en Isfahan, vino. E hizo un discurso político en la plaza principal para las próximas elecciones. Y estaba todo el tránsito cortado, por lo que el ómnibus nos dejó muy lejos.
Yo quise ingresar a la plaza, pero una multitud taponeaba los 30mts que separan al hotel de la plaza y no pude. Cuca muy contenta, porque no quería que yo fuera, por si se armaba algún relajo.
15 de mayo
Hoy no nos subimos al ómnibus. Estuvimos todo el día cerca de la Plaza principal, que está al lado del Hotel. Extrañamos el agua mineral a disposición que siempre tenemos en el ómnibus.
La primera sorpresa, fue lo limpia que estaba la plaza, a pesar del acto multitudinario de anoche.
Empezamos con el Palacio Real Kakh E Qapu. Es del siglo XVII. Muy linda decoración, y un balcón con una vista espectacular de la Plaza.
Seguimos con Masjed E Sheikh Lotfollah. Era la mezquita de uso exclusivo del rey. La decoración con millones de mosaicos es impresionante. Su enorme cúpula fue construida hace 4 siglos, y fue diseñada para generar un efecto lumínico que no entiendo como lo lograron: Desde la puerta de entrada, si uno mira la cúpula, ve un sector de la misma iluminado. El ancho de ese sector varía a lo largo del día, siendo máximo a mediodía, que es la hora del rezo más importante. Pero desde cualquier otro lugar del salón, no se ve ningún sector de la cúpula iluminado.
Tiene un sótano de la misma superficie, pero sin decoración. Lo usaban en invierno, porque el frío parece que es insoportable en el salón principal.
Seguimos con la Masjed e Shah (también llamada E Iman) terminada en 1616. La decoración también es impresionante, pero acá predominan más los azulejos frente a los mosaicos. (Los azulejos están pintados con diferentes colores. Los mosaicos son monocromáticos recortados para formar la figura deseada y pegados uno al lado del otro de distinto color)
Al salir nos agarró a todos un Mullah y se ofreció a que le hiciéramos preguntas. Casi no hablaba inglés, pero un ayudante le traducía. Nos fue hablando de lo buenos que son los Chiíes, que nunca matan porque el Corán dice que no hay que matar, y lo malos que son los Suníes, que matan por razones religiosas (por ejemplo Estado Islámico son Suníes).
Entonces le preguntaron porqué en el año 1979, cuando la revolución en que echaron al Sha, mataron a un montón de gente. Respondió que la revolución fue un movimiento político y no religioso, y los que mataron fueron los políticos. Nadie quiso seguir discutiendo, pero la respuesta fue una chantada, porque en todos lados la llaman Islamic Revolution. Si es islámica, no es política. Y menos si el líder es el Ayatollah. Esa división entre los buenos y los malos repetida hasta el cansancio me suena conocida.
Luego seguimos con una recorrida de tiendas donde el guía recibe comisión. Empezamos con una donde se vendían pinturas en miniatura. Como en todas, el vendedor comienza explicándonos porqué la mercadería de ellos es mejor que la que tienen decenas o centenas de tiendas similares en el Bazaar. Luego viene la atención personalizada para vender.
La siguiente tienda “recomendada” por el guía vendía trapos pintados. Mientras el chanta nos explicaba que la pintura de ellos era mejor que la del resto, una compañera de viaje me dijo que preste atención en unas fotos donde figuraban grandes personajes que visitaron esa tienda. Y en una foto reconozco al chanta que daba las explicaciones y al alcalde de Esfahan, rodeando al Rey de los Chantas, el mismísimo Vicepresidente Raúl Sendic.
Hoy, por fin, vimos a una mujer a la cual no se le veían ni los ojos, que eran tapados por un tul.
Después de almorzar fuimos al Bazaar por nuestra cuenta. En la guía yo tenía un mapa del mismo, con un recorrido sugerido. Intenté seguirlo, pero me perdí. No sé si el mapa tenía errores, pero era tan complicado el laberinto que no pude seguirlo. Y nos tuvimos que ir rápido, porque Cuca se empezó a poner nerviosa porque pensaba que íbamos a terminar durmiendo perdidos dentro del laberinto. En la zona de las especias eran muy intensos los aromas de las mismas, como son intensos todos los gustos de las comidas iraníes.
Dentro de poco son las elecciones acá. Ayer le tocó el turno al actual presidente para hacer el acto en la plaza. Y hoy le tocó el turno al candidato más conservador en cuanto a las tradiciones islámicas. Y, al igual que ayer, vimos mucha gente llegando a la plaza. Hoy la gente iba más entusiasmada, con fotos y banderas y coreando consignas, mientras que ayer no. Posiblemente hoy eran menos que ayer. Llegaban en grupos de mujeres y grupos de hombres por separado. Casi nunca llegaban juntos marido y mujer. Quiere decir que no van obligadas por sus maridos, sino que a ellas les gusta esa forma de vivir típica del islamismo radical. En las calles, lo normal es ver mujeres de negro y mujeres vestidas de colores variados. Casi el 100% de las que llegaban al acto conservador, iban vestidas de negro, como una demostración más de sumisión. ¡Qué bueno sería que las feministas uruguayas se dejaran de hacer actos en Uruguay y vinieran un tiempo acá a ayudar y avivar a sus congéneres.
Una compañera de viaje tenía el trapo cubriéndole la cabeza como se usa, pero parece que se le veía un triangulito de piel en la espalda. Entonces una mujer de negro de las que iba en la marcha se lo acomodó para que no se le viera el triangulito, y luego le dio un beso.
A Cuca se le rompieron los lentes, en un apoyo sobre la nariz. Haciendo yo de guía, fuimos a una óptica y nos acompañaron 2 parejas. Le cambiaron los 2 apoyos de los lentes a Cuca y no le quisieron cobrar. De las otras 4 personas, 2 terminaron comprando lentes a 5€.
16 de mayo
Empezamos por el Palacio Chehel Sotoun. En este Palacio vivía el rey. El Ali Qapu que vimos ayer era el harén aunque en este también tenía un harén. Parece que el rey era muy estricto en que todo el mundo aplique las reglas del Corán en cuanto a alcohol y mujeres, pero puertas adentro del palacio se mandaba sus grandes orgías, tal cual lo documentan las pinturas que adornan las paredes del salón principal. Y según el guía, hay unas salas que no muestran, porque el relajo es mucho mayor y no es apto para visitantes musulmanes.
Luego 2 horas y media de ómnibus y llegamos a Abyaneh, un encantador pueblo perdido en la montaña. Se ven muchas mujeres vestidas con vestimentas típicas que usan hace años. Todas las casas son color ocre rojizo, porque los ladrillos y el revoque lo hacen con la tierra del lugar que tiene ese color. Hicimos una agradable caminata por el pueblo, con lindas vistas de las montañas cercanas.
Una hora y media más de ómnibus y llegamos a Kashan, donde comenzamos a almorzar a las 15:30. Luego visitamos los Jardines Fin del 1600. Seguimos con la casa Tabatabei, del 1880. Era la casa de una familia rica típica de esa época. Luego fuimos a los baños de Sultan Amir Ahmad, con una linda decoración interior, y una interesante vista desde su azotea, donde se ve la casa Boroujerdi, que es la otra casa típica de Kashan, y que aparece en todas las fotos.
A las 19:30 llegamos al hotel en Kashan.
Según el guía, el Corán dice que no hay que limpiarse, sino que hay que lavarse con agua. Por eso, no usan papel higiénico. En todos nuestros hoteles, por suerte, hay papel higiénico, pero además hay, cerca del WC, un caño flexible tipo ducha de teléfono para limpiarse estilo Corán.
17 de mayo
Seguimos en Kashan. Empezamos por Tappeh Sialk, que es el Zigurat más antiguo del mundo.
Un Zigurat es como una pirámide construida en escalones. Esta tiene 3 escalones y es del año 2900 antes de Cristo. Hay restos la zona con 7500 años de antigüedad.
Después fuimos a la Mezquita, que es del siglo XIX, pero con arquitectura del siglo XI. Tiene muchos mosaicos y pocos azulejos, pero no es tan espectacular como las anteriores que vimos. En el subsuelo hay una Madrasa, que es una universidad que enseña el Corán. Con 6 años se reciben de Mullah. Para llegar a Ayatollah, son 20 años, y hay que ir a Qom, que es otra madrasa más importante.
Después fuimos al Bazaar. Es un laberinto techado. Las calles del laberinto tienen 5m de ancho. A ambos lados hay locales, cada uno de 3,50m de ancho. Venden de todo. Hasta un local era una sala velatoria, y por una rendija vi a varias mujeres llorando a un muerto. También dentro del Bazaar hay un caravanserai, que es como el hotel para las caravanas que traían mercaderías.
Enseguida de almorzar, salimos para el aeropuerto, donde estamos unas horas en un hotel para salir de madrugada.
Acá la gran mayoría son islamistas chiíes, pero existen otras religiones minoritarias. También hay ateos, fundamentalmente jóvenes, pero no lo manifiestan por miedo a represalias.
Acá estamos muy controlados. Cada 100km aproximadamente, el chofer se baja en un control policial, supongo que para entregar la lista de los pasajeros. En los hoteles, nos retienen los pasaportes hasta el día que nos vamos.
Como conclusión, Irán es un país interesantísimo, recomendable para visitar, con agencias (PTA era la nuestra) preparadas para el turismo y con gente muy amable. Con todo incluido, hasta alguna compra, con 13 noches de hotel y un vuelo interno, gastamos 3450€ los 2 (no incluye vuelos internacionales ni visa). Los que me trataron de loco por ir a Irán estaban equivocados. Es un país muy seguro.
Los compañeros de viaje muy bien. Eran todos expertos viajeros y muchos han trotado por el mundo más que nosotros. Me costaba conectarme con los que no hablaban español, porque no les entendía. Yo era el que peor hablaba inglés, pero por suerte el guía vocalizaba bien y le entendía bastante.
18 de mayo
A las 2 de la mañana suena el despertador. En el aeropuerto, cola para el control de seguridad, cola para el checkin, cola para migraciones y nuevo control de seguridad. Al subir al avión, todas las mujeres no iraníes se sacan los trapos de la cabeza con cara de alivio.
Vuelo a Estambul y  espeeeera de casi 5 horas y 3 horas más de vuelo y llego a Bérgamo (Italia).
Está lleno de negros, sobre todo cerca de la estación de tren que es donde está nuestro Bed And;Breakfast.
Bérgamo tiene una ciudad alta, que es la parte antigua, y una ciudad baja, que no tiene mayor interés turístico. Caminamos 2 horas la ciudad alta, y es muy linda, con varias placitas agradables y buenas vistas, sobre todo de arriba del campanario del municipio que subimos los 2 porque tenía ascensor.
Por hoy, termino acá, porque, con los cambios de horario y el madrugón por los vuelos, resulta que hace 22 horas que nos levantamos.
19 de mayo
Levantamos una Fiat 500 Diesel en Bégamo, dedicamos el día al Lago di Garda y llegamos a Verona.
Empezamos por Sirmione, que es una península que se prolonga en una isla, a la que se conecta por un puente. Se introduce en total 4km dentro del Lago di Garda. Lo caminamos casi 3 horas. Tiene calles pintorescas y lindas vistas sobre el lago, aunque hay una bruma, que es común en esta zona, y la visibilidad no es buena. Seguimos luego a Punta Vigilio, en la costa Este del lago, también con lindas vistas, y terminamos en el pueblo Garda, con una costanera peatonal muy animada y calles interiores muy coloridas.
Durante el día hubo chaparrones, algunos muy intensos, pero no nos molestaron porque fueron mientras hacíamos los recorridos en auto. Nos habíamos acostumbrado a Irán que no llovía.
Nuestro alojamiento tiene dormitorio, baño, living comedor con cocina completa incorporada y garage. Hasta ahora Cuca no pudo quejarse de ninguno de nuestros alojamientos conseguidos por booking.com
20 de mayo
Devolvimos el auto, que con 9 lts de gasoil recorrió 190km, y empezamos a caminar Verona.
Vimos la Plaza Bra, la Arena del siglo I, el Castelvecchio y el Ponte Scaligero que son de 1634, la calle Mazzini con el piso de baldosones de mármol, la Piazza delle Erbe que es muy linda, también con piso de mármol, pero que no luce como la última vez que vinimos, ya que la llenaron de quioscos. Almorzamos en ella, vimos el balcón de Julieta y luego subimos en ascensor a la torre dei Lamberti, con linda vista de las dos plazas y todo Verona. Seguimos con la Piazza dei Signori, le Arche Scaligere y el Puente de Piedra.
La entrada a la Arena nos salió más barata porque las sacamos como "anziani"
Nos volvimos a salvar de la lluvia. Estuvo todo el día amagando llover, pero empezó después que llegamos al hotel.
21 de mayo
Día tranquilo. Viaje en tren de Verona a Bologna. Era un tren regional, no de alta velocidad, pero le medí 170 km/h.
De tarde salimos a caminar Bologna, sin rumbo fijo. Es Domingo y todo el centro es peatonal. En todos lados se ve muchísima gente paseando o tomando un aperitivo en los bares con mesas en la calle. Casi toda la parte central de la ciudad es tipo La Pasiva de la Plaza Independencia, con pórticos en las veredas que sostienen las primeras plantas de las casas.
La ciudad tiene 2 torres juntas. Una es de principios del siglo XII, mide 50m y está inclinada como la de Pisa. La desviación es de 3m. La otra mide 100m (500 escalones) y según la guía Michelin, vale la pena subirlos, porque la vista es muy linda. Yo ya había estudiado que la iluminación matinal favorecía la vista, y había previsto subirla mañana de mañana, cuando descubrí que está en reparaciones hasta Julio. Cuca muy contenta.
La Plaza principal es muy linda, y también muy animada como el resto de la ciudad.
Culminamos el día, cenando en una mesita en el medio de la calle. Por supuesto que comí pasta a la auténtica Bolognesa.
22 de mayo
Recorrimos los lugares recomendados por la Guía Michelin, pero en general repetimos los vistos ayer. Tiene muchas iglesias recomendadas,pero no nos interesó ver todas. Vimos la Santo Stefano, que es distinta a todas y está frente a una plaza agradable. Pasamos varias veces por la Catedral, y nos sorprendió que a toda hora está llena de fieles. También caminamos la Strada Maggiore.
Nos sobró tiempo en Bologna. Vamos a estar 2 días, y alcanzaba con poco más de medio día.
Hoy es lunes, pero al igual que ayer, todas las mesitas al aire libre se llenan de gente. En general no es comida, sino una picada preferentemente a base de distintos fiambres y vino. Yo comí lasagna a la auténtica bolognesa.
En la calle se ve gente en situación de calle (aprendí a ser políticamente correcto), vendedores ambulantes bastante pesados y gente pidiendo. Podríamos exportarles malabaristas de semáforos y cuidacoches que parece que no tienen.
23 de mayo
De mañana hicimos tiempo en Bologna. En la iglesia de San Petronio, en la Plaza principal, están haciendo unas reparaciones con andamios. Para subir a los andamios tienen un ascensor. Por ese ascensor subimos, porque me había quedado con ganas de ver a Bologna desde arriba. Es linda, con muchas torres, incluyendo la inclinada. Después vimos la iglesia de San Domenico y paseamos por la galería de las marcas caras de moda. En ningún local había clientes. Se ve que cuando agarran uno, lo exprimen para sacar toda la ganancia posible.
De tarde fuimos en tren a Lucca. El 1er tramo a Firenze lo hicimos en el Frecciarosa, que es de alta velocidad. Son más de 100km. Por lo menos el 95% es en túnel. Y pensar que hay gente que dice que no se puede hacer un subte en Montevideo.
Para el cambio de tren disponíamos de 11 minutos, pero para variar, llegó con un ritardo de 6 minutos. Corrimos y llegamos a tiempo.
Lucca es una ciudad amurallada. El interior es aproximadamente un rectángulo de 12 x8 cuadras de lados. Caminamos sin rumbo, sobre la muralla y también adentro. Está llena de iglesias. No me explico para qué necesitan una iglesia tan cerca de la otra.
24 de mayo
Estuve contando las iglesias. Son 42. Es un promedio de una cada 2 manzanas y media.
Hicimos el recorrido sugerido por la guía. Almorzamos en la plaza del anfiteatro, que era un anfiteatro romano en que las gradas las transformaron en casas que rodean una gran plaza central.
Yo subí a la torre Guinigi, con 44m de altura y 230 escalones. Tiene árboles plantados en lo más alto de la torre, y muy lindas vistas de la ciudad de Lucca.
De las 3 iglesias recomendadas por la guía, entré a una que era gratis. Cuca entró a 2.
Con el italiano venimos bárbaro. Entendemos casi todo, y siempre hablamos con nuestra perfecta pronunciación. Nos llama la atención, que muchas veces nos contestan en inglés. ¿Porqué será?
A media tarde salimos de Lucca a Poggibonsi, que no tiene interés turístico, pero está en el medio de la Toscana, y cerca de Florencia, Siena, San Giminiano, etc. Además tiene un hotel bueno, bonito y barato.
25 de mayo
Día dedicado a Siena, con ida y vuelta en ómnibus.
Caminamos mucho. Llegamos a la Piazza del Campo. Como no sé si los 230 escalones de ayer fueron una prueba suficiente para mis caderas de fierro, hoy subí a la Torre del Mangia con 400 escalones. Espectacular la vista del Duomo, de las otras iglesias, de los techos de Siena, de sus calles retorcidas, de la Piazza del Campo abajo y de las colinas al fondo. Mientras tanto, para hacer tiempo, Cuca fue al Museo Cívico. Para no ser menos, se conversó a una empleada para que la lleve en ascensor a un balcón alto, para ver la vista de las colinas. Luego fuimos al Duomo, que es una Iglesia distinta, y valió la pena la entrada que tuve que pagar. Y como Cuca se quedó con ganas de Siena desde arriba, subimos los 2 a un pórtico que está al costado del Duomo ¡sin ascensor! con una altura de casi la mitad de la altura de la Torre del Mangia (no del manya).
Luego hicimos tiempo sentados en la hermosa Piazza del Campo, para cenar en la misma con nuestros amigos Polo y Magdalena, tal como habíamos acordado hace tiempo, ya que nuestros itinerarios coincidían. A las 22.20 tomamos el último ómnibus de regreso a Poggibonsi.
Cosas raras que vi hoy: Un teléfono monedero que anda, y avisos fúnebres que son grandes papeles pegados en la pared. Y siempre figura la edad del muerto.
26 de mayo
Día dedicado a Florencia (Firenze), con ida en ómnibus y vuelta en Fiat Panda que alquilé por 3 días.
Seguimos aproximadamente un recorrido sugerido por la guía Michelin. Empezamos mirando de afuera, porque cobraban, las iglesias de Santa María Novella y San Lorenzo. Seguimos con el Palazzo Medici Riccardi y la Piazza della Annunziata.
Cuca quería ir a la Galleria degli Uffizi. Tuvo la precaución de comprarla hace unos días por internet. Si no lo hacía, se quedaba afuera. Igual tuvo que hacer varias colas totalizando media hora. Salió quejándose, porque las veces anteriores entró sin problemas, y hasta antes había banquitos para mirar los cuadros sentada. Dijo que nunca más vuelve a Florencia. Y eso que recién estamos en mayo, y la alta temporada es julio y agosto.
En las 2 horas que tenía libre, me propuse recorrer el Ponte Vecchio, el Palazzo Pitti, la piazza della Signoría y el complejo de Santa María dei Fiore, incluyendo una subida a los 414 escalones del Campanile, o por lo menos a la cúpula de la iglesia.
Hice todo, menos ambas subidas. Para la cúpula reservaban hora para dentro de 3 días. Para el Campanile había 2 colas. Una que avanzaba para los que tenían reserva, y otra de 1 cuadra que no vi avanzar. Yo no tenía reserva. Además, para entrar, no vendían billete solo para el Campanile, sino que había que sacar un billete combinado de 15€ para subir a los 2 lados y entrar a otros 3 lugares que no me interesaban. Tan de vivos los tanos. Es un infierno la cantidad de turistas que hay en Florencia. Como otras veces había subido a los 2 lados, pensé: "No me caliento, pero a Florencia no vengo más"
Después de coordinar por SMS el reencuentro con Cuca, fuimos a entrar a la Iglesia Santa Maria dei Fiore, que aunque tenía también una cuadra de cola, avanzaba rápido y ERA GRATIS. Es mucho más linda de afuera que de adentro. Después fuimos al Ponte Vecchio, pero no compramos ninguna joya de todas de las que venden en su interior, y basta de Florencia. Ya fue, y ya la disfrutamos cuando se podía disfrutar con tranquilidad.
27 de mayo
Día dedicado a la zona del Chianti. Gracias al auto, en el día dio bien el tiempo para recorrer 6 pueblos: Greve in Chianti, Montefioralle, Panzano in Chianti, Volpaia, Radda in Chianti y Castellina in Chianti en ese orden. Pero lo lindo no son solo los pueblos, sino también los paisajes que vimos a lo largo de los 120km recorridos. Es una colina al lado de la otra. La mayoría muy prolijamente plantadas con vides, algunas con olivos y también hay monte nativo. La carretera no para de tener curvas. Termina una y empieza la otra, ya que por las colinas siempre tiene que subir o bajar. Por suerte no hay mucho tránsito. Y lo que nos faltó fue lo que hace todo el mundo: tomar Chianti. Pero yo soy un chofer responsable
Volviendo a los pueblos, los que más nos gustaron fueron los 2 más chicos: Montefioralle y Volpaia. Están en la parte más alta de la colina. Caminar por sus calles nos lleva a imaginarnos que estamos en la edad media por el tipo de construcciones. Y además, casi sin gente. Y con buena vista hacia las colinas circundantes.
En Greve in Chianti, lo más recomendado era la plaza de forma triangular, con sus veredas cubiertas pos pórticos. Parece que es muy linda, pero no la pudimos apreciar porque era día de feria y lo único que veíamos eran los toldos de los feriantes que cubrían toda la plaza. Por lo menos, era algo típico, porque los compradores eran italianos en lugar de turistas comprando recuerdos. Aprovechamos a comprar cerezas.
En Radda in Chianti estaban recomendados el Palazzo del Podestá y la Iglesia de San Nicoló frente a la plaza. Pero en la Plaza y en la calle principal había como 15 mesas. Cada una era de un fabricante de vinos, y arriba de la mesa tenía botellas de todos los vinos que producía.
Y dando vueltas de mesa en mesa, varios cientos de personas muy alegres que copa en mano, probaban de casi todas las botellas de todos los productores. Era así: uno pagaba 15€ y le daban una copa con una bolsa. Y luego podía probar todos los vinos que quería gratis. Y sin comer nada, solo tomar y tomar. Nos fuimos antes que la cosa se ponga más espesa, no sin antes recorrer otras calles del pueblo que era muy lindo, también en lo alto de una colina.
En Panzano y Castellina, además de recorrerlos, respectivamente almorzamos y cenamos. También están arriba de una colina.
Fue un paseo precioso por la Toscana, que no me explico porque no está ni mencionado en la guía Michelin. Es imprescindible hacerlo con auto. En bus, es complicado recorrer más de un pueblo por día. Y son pueblos que se recorren en 1 hora, o a lo sumo en hora y media. Y contratar una excursión no es lo mismo, ya que el ambiente medieval de esos pueblos queda anulado por un guía que no para de hablar y por la presencia de los otros excursionistas. Pero hay que apurarse, porque cuando aparezca en las guías turísticas, se llenará de japoneses, chinos , latinoamericanos, etc.
28 de mayo
En el desayuno, coincidimos con un grupo de 18 motoqueras (mejor dicho, 17 motoqueras + un motoquero de sexo indefinido). No es común ver grupos de motoqueras mujeres. Luego, en la calle, cruzamos una manada de más de 50 motoqueros, algunos de ellos acompañados en la misma moto por sus compañeras.
También en el desayuno coincidimos con 2 parejas mayores, independientes entre si, que estaban alojados en el hotel cada una con su perro, desde hace por lo menos 4 días.
Viajamos a San Giminiano, y al entrar tuvimos una excelente recepción: 2 músicos callejeros tocando La Cumparsita. Sonaba muy bien. Siguieron con Por Una Cabeza, con Melodía de Arrabal y con otra conocida pero no supe el nombre.
San Giminiano se caracteriza por sus torres. La altura de una torre medía el estrato social del dueño (como el modelo del auto actualmente). Entonces, cada uno se hacía una torre más alta que las anteriores, para sobresalir. Hasta que el Municipio hizo una más alta que todas, y prohibió construir una más alta. Entonces resultó obligatorio subir los 218 escalones (54m) de la misma, para ver las torres, el pueblo desde arriba, y las colinas circundantes con sus vides.La ciudad se conserva muy bien similar a como era en la edad media, y con una cantidad razonable de turistas. La caminamos bastante, y además encontramos un lugar con solo 32 escalones que permiten una visión razonable de las torres para Cuca. Almorzamos suave (más adelante explico porqué). La pizzería donde almorzamos tenía un sistema de enfriamiento al aire libre que he visto en otras ciudades italianas. Abajo del toldo tienen muchas toberas por donde sale agua finamente pulverizada, que al evaporarse hace disminuir la temperatura.
Luego seguimos a Volterra. Dejamos valijas en el hotel, y a recorrer la ciudad. Nos dijeron que había un parking gratuito al lado de las murallas, y allí fuimos. Lo que no nos dijeron es que para llegar del parking a la ciudad vieja había que subir 260 escalones, que aunque no eran demasiado altos, representaban un desnivel de 30 mts. No transcribo los comentarios de Cuca porque estamos en la hora de protección al menor.
También es una ciudad medieval bien conservada. Tuvimos la suerte de que hoy, en la Plaza del Priore había una fiesta de esas que vienen de la edad media. Se reunían en la plaza, con sus trajes típicos, y con la música correspondiente a las grandes ceremonias, representantes de todas las Contradas (barrios) de Volterra. La fiesta se llama Palio dei Balestrieri. Los Balestrieri son los que manejan la ballesta, que era el arma defensiva en la antigüedad. Entonces cada Contrada presenta a sus mejores ballesteros, que compiten entre sí, para elegir a los 8 mejores, que son los que tendrán que defender la ciudad por el próximo año. También esos 8 mejores compiten entre sí, para ver cual es la Contrada campeona. En esa última competencia, desde 100m de distancia tenían que embocarle a un círculo de 15 cm, y 7 en 8 le embocaron con sus "flechas".
Y luego a una cena a la cual me había hecho invitar hace tiempo (por eso almorzamos suave). Era en la Villa de un primo 3ero que vive en Volterra con su señora (Sí, tengo parientes que viven en una Villa y no en una casa). Se llama Gian Pietro Atti y tenemos un tatarabuelo común, llamado Giacomo Roda. Yo había estado con él en Ferrara el 1958 y en Volterra en 2009. Bruta cena con aperitivo, antipasto, primo piatto, secondo piatto, postre y caffe. Hasta tomé vino, ya que me estaba quedando con las ganas de probar el vino toscano, y hoy tenía que manejar muy poco desde su Villa hasta el hotel. Si sería importante la visita que recibieron, que la anfitriona se preocupó de buscar en internet cuales son las comidas usuales en Uruguay para satisfacernos mejor.
29 de mayo
Día tranquilo. Viaje a Livorno, donde devuelvo el auto y tomo un Ferry que en 4 horas nos lleva a Bastia (Córcega, Francia).
30 de mayo
Hoy recorrimos Córcega de Norte a Sur. Estuvimos en las Agujas de Bavella. En una zona de muchos pinos, emergen unas formaciones rocosas puntiagudas del orden de 1500m sobre el nivel del mar. Nosotros llegamos al Paso de Bavella, a 1200m, luego de un camino muy sinuoso. Muy lindo todo el entorno.
Luego fuimos a Bonifacio, en el extremo Sur. Es un pueblo increíble, que no llega a 3000 habitantes. La parte antigua está 60m elevada sobre el mar, bordeada por acantilados verticales. Y en una ensenada, abajo, está el puerto. De todos lados las vistas son espectaculares, especialmente desde el Fuerte que está en la parte más alta de la ciudad antigua. Es muy difícil orientarse para planear los recorridos, porque todos los caminos tienen desniveles pronunciados y Cuca protesta. De arriba a abajo hay 187 escalones. Es muy recomendable, pero es difícil de describir sin fotos.
Como los hoteles eran carísimos en Bonifacio, nos quedamos en uno 25km más al Norte, en el medio de la nada, cerca de Porto Vecchio.
31 de mayo
En varios tramos, hoy manejé 6 horas. No fueron muchos kilómetros, sólo 270, pero casi todo de montaña, angosto, con mucha curva. Voy a sacar mucho músculo en los brazos de tanto mover el volante. Tengo un Toyota Yaris con 6ta, pero casi no puedo poner la 6ta en estos caminos. Si serán angostos los caminos, que en un momento que me cruzaba con uno y vi que había que hacer un finito, casi me detuve, pero igual golpeamos espejito con espejito. Para peor, en un tramo que había una ruta aceptable, el GPS me mandó por un camino lleno de curvas.
Pasamos por Ajaccio, lo vimos de lejos en una linda bahía, pero no entramos.
Seguimos por las Calanches de Piana, unas extrañas formaciones rocosas que son atravesadas por la carretera, al lado del mar.
En buena parte el camino va alto, bordeando el mar en la costa oeste de Córcega. En todo  momento se tienen muy lindas vistas. Entre ellas, el puerto llamado Porto. Con esa vista, sentados en un murito, comimos comida de supermercado.
Por último, llegamos a nuestro destino Galería, que lo elegimos como destino porque de allí parte una excursión en lancha rápida a la reserva natural Scandola. Teníamos previsto hacer la excursión mañana, pero los pronósticos del tiempo para mañana eran malos, entonces hoy iniciamos la jornada más temprano, para intentar llegar a la última lancha del día de hoy, que salía a las 17. Y tuvimos suerte, porque adelantaron la última salida para las 16, pero logramos llegar 15.30, y además quedaban solo 2 lugares disponibles. El paseo duró 2h 30’ y resultó muy lindo. Son formaciones rocosas distintas a las que vimos de mañana, llenas de huecos, con puentes naturales, con grietas por donde entra la lancha, con rocas de muy diferentes colores y con el agua muy transparente y con peces de colores. Entre las rocas viven cabras salvajes.
En este momento, ya cenamos magret de canard, y estoy desde el balcón de nuestra habitación, a la puesta de sol, mirando el mar y las montañas al fondo, mientras escucho el murmullo de las olas.
1 de junio
Recorrimos una zona que se llama La Balagne. Por suerte los pronósticos de lluvia se equivocaron, y apenas cayeron 4 gotas locas que no molestaron.
Empezamos recorriendo la costa entre Calvi e Ile Rousse. Es una sucesión de pueblos y bahías muy pintorescos. En la playa de una de esas bahías entramos a tocar el agua. Estaba bastante fría, pero en Uruguay siempre está fría, así que no critico. El color y la transparencia eran envidiables.
También pasamos por un montón de pueblitos más lejos del mar (Lumio, Pigna, Sant Antonino y Belgodere), pero que están altos, en la ladera de la montaña, o en la cima. En general tienen muy linda vista al mar, son peatonales y muy agradables de recorrer (excepto por las escalinatas y las pendientes de sus callejuelas).
El almuerzo volvió a ser con vista al mar y a las montañas, sentados en un murito de la carretera. El menú incluyó sandwiches y crema del supermercado.
Luego seguimos en dirección a Bastia, donde debíamos devolver el auto. Fue otro tramo que se hace interminable por sus curvas y contracurvas. Como llegamos con tiempo, aprovechamos a recorrer, al Norte de Bastia, en Cabo Corse y ya sobre el Mar Tirreno, un pueblo llamado Erbalunga, que es una península antígua y peatonal.
2 de junio
Día aburrido. Madrugo para tomar ferry de Bastia (Córcega) a Livorno (Italia), caminata de 10 cuadras con valijas y bus a la estación de tren, 3 horas de espera y más de 3 horas de tren a Orvieto con cambio en una estación de Firenze.
En el bus de Livorno, a pesar que estaba claro que se le podía pagar al chofer con la única condición de pagar con el cambio justo (condición que yo cumplía), no me quiso cobrar. Otras personas en la misma condición, se bajaban. Yo seguí mi recorrido sin pagar hasta el final. Por suerte no subió el inspector. Aclaro que el billete también se puede comprar más barato en los quioscos, pero hoy era feriado y estaban cerrados. No entendí porqué no cobraba. Debía estar de mal humos por tener que trabajar un feriado.
Al volver a Italia, volvemos a entender a la gente, porque el francés nos cuesta mucho.
También volvemos a ver muchos negros, sobre todo cerca de las estaciones de tren de todas las ciudades italianas. Están reunidos entre ellos sin hacer nada. Son los ni ni de estos pagos.
En este viaje estoy usando por primera vez, con mucha utilidad, un adelanto tecnológico. Es una aplicación para celulares llamada maps.me  Antes de viajar, bajé la aplicación, y también bajé los mapas de las zonas que voy a recorrer. Con ello tengo un mapa de todas las ciudades que visito, que con un simple abrir o cerrar de dedos, se transforma en un mapa carretero en un caso, y en un mapa de la ciudad tan detallado, que tiene hoteles, restaurantes, supermercados, estaciones de servicio, etc. Y está siempre en el bolsillo y no necesita internet como los mapas de Google. No tengo que doblarlo, no se vuela con el viento y siempre está a la escala que más me sirve. Además, cuando en la antigüedad yo estaba perdido y sacaba un mapa tradicional, lo primero que me preguntaba era "¿Dónde mierda estoy?". Este me marca donde estoy. Con ello solucioné el problema que tenía cuando me subía a un ómnibus, que nunca sabía donde bajarme. Además funciona como GPS para los viajes en auto. Aclaro que no soy accionista de maps.me
3 de junio
Día dedicado a Orvieto. Por encima de la arcilla circundante, se generó una capa de Puzzolana, que es como una ceniza volcánica compactada. Luego la Puzzolana se erosionó y desapareció, excepto en un óvalo de 1500m x 500m. Ese óvalo, que está elevado más de 60m sobre el terreno circundante es el centro histórico de Orvieto, que fue lo que recorrimos durante 7 horas y media.
Estaba precioso. Si no es el más lindo de los pueblos italianos que conozco, pega en el palo. No sé si ayudó el buen tiempo, o si fue que en estos 4 días se celebra Orvieto in Fiore, pero lo cierto es que tenía flores en los balcones y por todos lados, además de banderas muy coloridas, cada una representando a los distintos quartiere de Orvieto. Además toda la edificación está tal cual era en la época medieval. Había partes muy concurridas porque hoy es un fin de semana largo en Italia, pero había barrios muy disfrutables para recorrer en solitario.
Esta ciudad fue habitada por los Etruscos hace 3000 años. Desde esa época existen, y se fueron ampliando con el correr de los siglos hasta el siglo XIX, unas cuevas subterráneas. Para entender la magnitud del fenómeno, aclaro que son 1200. Nosotros recorrimos 2 y nos llevó 1 hora. Fueron excavados en la Puzzolana, que es blanda y fácil de excavar manualmente.
Antiguamente se escondían ahí para defenderse. Después se usaron como depósito, ya que en ellas la temperatura es constante todo el año. Estaban como 20 m bajo la superficie. No podían tener una dimensión superior a 6m, por riesgo a que no soporte el peso de las construcciones que tiene arriba. Algunas tienen columnas interiores para solucionar ese problema. Actualmente la mayoría son privadas.
Una de las 2 cuevas que visitamos era un palomar. Las paredes estaban llenas de agujeros que funcionaban como los nidos de las palomas. Tenían una ventana por donde las palomas salían a alimentarse y luego volvían. No, no salían a llevar mensajes. Las usaban para comer. Aún hoy hay platos típicos de Orvieto a base de palomas.
Uno de los problemas de Orvieto era conseguir agua. Por eso la abandonaron los etruscos. Mientras hacían una de las cuevas, cortaron por la mitad un pozo etrusco para buscar agua. Tenían de 60m a 80m de profundidad, porque debían llegar a la arcilla, porque la Puzzolana es permeable. Sus dimensiones eran 120cm x 80cm. Los hacía un tipo, que dejaba unos huecos en las 2 paredes más cercanas para poner los pies para bajar y subir. No existía el SUNCA.
En Orvieto también había una degustación de vinos, que por 15€ podías probar todos los vinos de la zona. Yo elegí la degustación de helados, que eran 4 vasitos chicos por 7€. Me encantó el Fondente al Peperoncino (Chocolate Amargo con ají picante)
De tardecita tomamos un tren a Roma, para poder tomar un avión mañana.
4 de junio
Tren de Roma Tiburtina a Fiumicino a tomar el avión a Malta.
Resulta que es un vuelo barato por Ryan Air. No llegó a 36€ cada uno. Pero tiene sus inconvenientes. Es obligatorio el check in on line. Como no disponemos de impresora, bajamos al teléfono la aplicación de Ryan, hicimos el check in de los 2, que quedó en el teléfono de Cuca. Como te cobran por elegir asientos, dejamos que nos asignen asientos. Y nos asignaron asientos en las filas 3 a Cuca y en la 31 a mi. Al llegar al aeropuerto, buscamos el check in en el celular, y no aparecía porque no teníamos wifi. De apuro a buscar una solución o quedar afuera del avión. Por suerte en Fiumicino había free wifi, y además yo tenía el usuario y contraseña con que nos registramos en Ryan, y recuperamos la tarjeta de embarque en el teléfono. El siguiente problema fue que llamaron primero a embarcar en filas 22 a 33 (la mía sí, pero la de Cuca no). Y nosotros teníamos las 2 tarjetas de embarque en el mismo teléfono. Si yo la mostraba y pasaba, Cuca que estaba en otra cola se quedaba sin teléfono. Al final, Cuca se coló conmigo y embarcó antes de tiempo.
Ayer en Malta hubo elecciones. Hoy se conocieron los resultados y ganó el partido Laborista. Como resultado de ello, había por todos lados manifestaciones muy ruidosas, con gente en auto y camiones que hacían colapsar el tránsito.Nuestro hotel está en Sliema, frente al mar, con vista espectacular a la parte antigua (Valletta), hacia donde cruzamos un rato para hacer una recorrida de reconocimiento.
Es muy linda la edificación, vieja, pero con balcones muy coloridos. Cenamos en la plaza principal.
5 de junio
Todo el día de hoy, siguieron festejando ruidosamente los ganadores de las elecciones. Debe ser la 1era vez que ganan. No pudimos pisar la plaza principal porque había un acto.
La capital de Malta es La Valletta. Es una península entre 2 bahías largas y angostas. Hacia un lado está Sliema, que es donde está mi hotel con vista a La Valleta. Hacia el otro hay 3 ciudades, una de las cuales es Vittoriosa.
Hoy cruzamos en Ferry de Sliema a La Valletta, caminamos al sol, rodeamos la Iglesia de St Paul y la Basílica de Mt Carmel, que es la de la cúpula grande de todas las fotos. Luego fuimos a la punta de la penísula, donde está el Fuerte St Elmo y volvimos a tomar el otro Ferry a Vittoriosa. Almorzamos, recorrimos muy poco porque los 35º estaban bravos y nos volvimos al hotel. De tardecita caminamos por la rambla de Sliema, ya con el sol mucho más bajo.
El idioma de acá suena como un dialecto italiano, pero no entendemos nada. Pero todo el mundo habla inglés e italiano, ya que estamos cerca de Sicilia.
6 de junio
En vista del calor que hizo ayer a mediodía y primera hora de la tarde, cambiamos la estrategia. Empezamos temprano, para volver al hotel en la hora de más calor, y volver a salir después. Fue un fracaso. Estuvo todo el día nublado y fresco, y hasta llovió, cuando en esta época llueven 2 días al mes en promedio, con 4mm por mes. Hoy llovió más que 4mm, pero no molestaron.
Empezamos recorriendo la zona este de La Valletta, y entramos a la enorme y superdecorada Catedral. Y vino bárbaro, porque la lluvia fuerte fue justo mientras estábamos adentro. Luego volvimos a la Plaza principal y alrededores, por fin hoy sin actos políticos.
Como en verano el agua escasea, era muy común que abajo de las casas la gente excavara unos pozos (cisternas) para juntar agua. En 1902, mientras excavaban uno de esos pozos, apareció un hueco. Era un conjunto de excavaciones subterráneas de entre 4500 y 5500 años de antigüedad.  Las excavaciones ocupan 500 m2 y tienen 3 niveles, siendo el inferior el de 4500 años de antigüedad. Todo indica que allí se enterraron los huesos de 7000 personas. En esa época no se conocían los metales, así que no debe haber sido fácil excavar a mano sin herramientas adecuadas. En los niveles inferiores, las terminaciones de las superficies son perfectas, imitando los templos que se construían a cielo abierto. Cuando una pieza se les llenaba de huesos, empezaban la excavación de otra pieza. También hay decoraciones pintadas en forma de espirales muy bien conservadas. El nivel de abajo está 10 metros bajo el nivel de las casas. Es raro que las casas no se hayan caído, cuando estaban construidas arriba de un montón de agujeros. Todo el complejo está muy bien conservado, ya que estuvo miles de años sin luz, con humedad y temperaturas casi constante. Después de 1902, al ser descubierto, comenzó a deteriorarse, pero pararon a tiempo y lo clausuraron al público. Con el tiempo lo reabrieron al público, con un sistema muy sofisticado de control de temperatura y humedad, con mínima iluminación, y con un tope de 80 personas por día, con un máximo de 10 por grupo. En esas condiciones, es lógico que haya que reservar con 1 a 2 meses de anticipación, como tuve que hacerlo para poder entrar esta tarde a este lugar único. Fue una visita impresionante. Es Patrimonio de la Humanidad según UNESCO.
La civilización que construyó esto, que era muy adelantada para esa época, desapareció misteriosamente de la isla, que fue repoblada algún milenio después. No se conoce mucho de ellos, ya que no dejaron rastros escritos.
A 5 cuadras de ese lugar, que se llama Hypogeum Hal Saflieni, recorrimos unos templos de la misma antigüedad, pero en la superficie. No estaban tan bien conservados porque miles de años de sol, lluvia, viento, calor, frío, etc no son poca cosa. En este caso se construyó con piedra sobre piedra, en lugar de excavando.
7 de junio
A las 8.30 me trajeron un Peugeot 108 al hotel. Así que seguiremos con auto hasta irnos de Malta. El único problema, es que el volante está a la derecha porque acá se maneja por la izquierda. Por lo menos hoy, no me mandé ninguna metida de pata.
Empezamos en un lugar llamado Blue Grotto, cuyo nombre coincide con la Gruta Azul de Capri. Tiene como semejanza que se entra en bote, y que en algunos puntos se ve el mismo color de la de Capri. Tiene como diferencia, que el acceso es muchísimo más amplio y que son muchas. Es mejor la italiana, pero estas también valen la pena.
Seguimos con St Peter's Pool o Laguna de San Pedro. Abajo de unos acantilados, hay una superficie horizontal donde se puede tomar sol. Esa superficie horizontal está unos pocos metros sobre el mar, que la penetra formando una pequeña bahía de aguas transparentes. Me di un lindo baño, y luego logré salir del agua. Yo era el único viejo. Cuca no se animó porque no hacía pie y por las dificultades para subir. En la bahía de al lado hay unos acantilados muy lindos para fotografiar.
En Malta hay muchas entradas del mar que parecen ser muy lindas para nadar, hacer snorkel o bucear. Pero pensando en Cuca, decidimos buscar una playa. La guía recomienda 2, pero para llegar a una hay que bajar 186 escalones, así que fuimos a la otra. Un mamarracho. La arena era fina, pero estaba llenísima de gente, unos pegados a otro. Y el agua llena de algas y/o restos vegetales que le daban un color y una consistencia desagradable, por lo menos hasta que el agua sobrepasaba la cintura. Más a lo hondo estaba bastante bien el agua. Cuca intentó bañarse 2 veces, y se dio vuelta. Yo me bañé para probar.
Por último fuimos a Mdina, una antigua ciudad amurallada, muy chica, linda para caminar con la sensación de estar en otro siglo. Además, había pocos turistas.
Terminamos en el balcón de nuestra habitación, en 1era línea de mar, con Valletta iluminada al fondo y la luna llena reflejándose en el mar, comiendo una lata de duraznos en almíbar.
8 de junio
Malta son 2 islas principales que se llaman Malta y Gozo, y una chica que se llama Comino. El día de hoy lo había reservado para ver una de las bellezas de Malta que está en Gozo. Un enorme arco natural en el mar llamado Azure Window. Pero en marzo de este año, cuando ya tenía sacados los pasajes a Malta, un temporal lo desintegró. Y aunque Gozo tenía otros atractivos, era complicado cruzar con el auto en Ferry ida y vuelta. decidí no ir. Además me calenté por no poder verlo. En cambio, cruzamos a Comino sin auto para disfrutar la Laguna Azul. Entre Comino y un islote, el mar, debido al fondo arenoso, tiene un color increíble. El agua es de una transparencia total. El entorno también es muy lindo. Cumple la condición de que en gran parte se hace pie, para que Cuca se pueda bañar. Y se dio el primer baño de mar del viaje. Los defectos son: 1. Que prácticamente no hay arena, sino rocas, aunque acceder al agua es sencillo. 2. La cantidad de gente que hay y 3. Las aguas vivas. Hay unas plataformas de hormigón, donde amontonan sillas playeras y sombrillas que se alquilan. Pagamos 15€ por 2 sillas y una sombrilla. Cada persona dispone de un espacio de 1,80 x 0,80 entre las 4 sillas que la rodean. Y suerte que conseguimos de las últimas sillas que quedaban. Los que  no conseguían, o no querían pagar, se sentaban en el suelo en una colina cercana. Por suerte, adentro del agua había espacio suficiente, y como el agua era tan linda, los baños eran muchos y largos y no nos emboló el estar tan apretados. Respecto a las aguas vivas, por suerte solo las vimos en un cartel que mostraba las 12 especies de aguas vivas que andan por ahí. Se ve que vienen en otras fechas. Estuvimos de 12:30 a 17 horas, y almorzamos, apretados, la comida que compramos en unos carritos.
La pieza del hotel la habíamos entregado en la mañana, y necesitábamos bañarnos y cambiarnos antes del vuelo nocturno. Por suerte en el hotel nos guardaron las valijas y nos prestaron la terraza con baño y ducha que tienen en el piso 9. Así que volvimos a disfrutar de la vista a la puesta de sol y salida de la luna, y hasta mejor, porque estábamos más alto.
Luego al aeropuerto para volar a Barcelona. Allí devolví el auto después de haber manejado sin inconvenientes 2 días por la izquierda.
9 de junio
A las 0:20 el avión parte rumbo a Barcelona. Después de aterrizar, recoger equipaje, tomar 2 ómnibus nocturnos, y subir 2 valijas por tremendos repechos, a las 4:00 tocamos timbre en lo de Tona. Nada. 2do timbre. Nada. Llamada al Móvil. Atiende el contestador. Llamada al fijo. Estamos salvados, atendió. Lo de subir 2 valijas se refiere a Hugo, porque Cuca apenas se subió ella misma. Pero la que se quejaba era ella. Hasta se quejó que la cagó una paloma a las 4:00 a.m.
A partir de ahora sigue vida familiar, y que Cuca se la pase haciendo compras y yo me embole. Por eso este es el:
FIN DEL BLOG

domingo, 7 de agosto de 2016

EUROPA CENTRAL

INTRODUCCIÓN
Durante 25 días recorreremos algunas ciudades, pero principalmente pueblos de Holanda (Amsterdam, Amsterfoort, Delft, Haarlem, Volendam, Hindeloopen, Hoorn, Maastrich y Bourtange), Bélgica (Namur, Bruselas, Brujas), Luxemburgo, Alemania (Rudesheim, Valles del Rin y Mosela, Trier, Lubeck, Celle, Dresden, Saxon Switzerland, Regensburg y Nuremberg), Polonia (Breslavia y Cracovia) y República Checa (Olomouc, Praga, Kutna Hora, Telc, Hluboca nad Vitavou y Cesky Krumlov)
9 de agosto
Los controladores aéreos hicieron todo lo posible para que al llegar a San Pablo pierda mi conexión a Frankfort. Hicieron un paro de 2 horas que incluyó mi vuelo. Y, terminado el paro, le dieron prioridad de salida a la Aerolínea Compañera, que debía salir después que nosotros. Pero no lo lograron. Creo que el piloto apretó mucho el acelerador para recuperar el tiempo perdido, tanto que llegó antes del fin de la película que Cuca miraba, y quedó sin ver el final. Caminamos casi corriendo más de 1km, y llegamos al avión a Frankfort, hasta con tiempo de ir al baño. Subimos al avión, y chau paisito, chau invierno cruel, chau telenovela de Cuca de las 21 y 30, chau subdesarrollo: Nos vamos al 1er mundo.
10 de agosto
Es un día muy triste para nosotros. Nos avisaron que falleció Antonio Slepak, nuestro querido compañero de viaje en el 2013 a Kyrguisztan, Uzbekistán e India, y en el 2014 recorriendo más de 8000 km por Europa.  Y pensar que era el que estaba en mejor estado físico de los 4. A Etda, nuestro cariño, y que tengas mucha fuerza que la vida continúa...
Y como la vida continúa, seguimos con nuestro viaje. Alquilamos el auto en el aeropuerto y arrancamos para Rudeshein am Rhein donde pernoctamos. Hicimos una recorrida a pie corta (1 hora), porque tenemos sueño acumulado y los horarios cambiados. Nos alcanzó para ver que es un pueblo encantador, muy bien cuidado, a la orilla del Rin.
11 de agosto
Día largo. Salimos de Rudesheim a las 9 y llegamos a Luxemburgo a las 21, luego de recorrer 350km. Hicimos todo el camino bordeando primero el Rin, y luego el Mosela. Ambos valles con 3 estrellas de la Michelin. Y se las merecen. Ambos valles están mucho más abajo que los terrenos circundantes. Llenos de vides, ya que la zona es famosa por los vinos. También llenos de castillos en las partes altas, y pueblitos encantadores a orillas de los ríos.
Entre los castillos que vimos de afuera se destacan el Loreley (Rin) que está en el medio del río, El del Gato (Rin), Marksburg (Rin), Eltz (Mosela) y Cochem (Mosela). Entre los pueblitos se destacan Bernkastel (el mejor), Trier y Cochem (todos en el Mosela). También estuvimos en Koblenz, en la desembocadura del Mosela en el Rin. Muy interesantes son los miradores, como por ejemplo el Loreley, en la parte más angosta del Rin. El Rin está lleno de barcos cargueros y cruceros. El Mosela solo es navegable cerca de su desembocadura. En Trier hay una puerta de la muralla Romana, del siglo II, que es el monumento romano más grande de Alemania.
El desayuno era tipo buffet y costaba 5€. Analicé la relación costo/beneficio, y decidí pagar. Estuvo muy bueno en calidad y cantidad, por lo que aguantamos hasta las 10 de la noche con 2 bananas cada uno mientras hacíamos ruta. Pero no pregunten por los tamaños de la pizza y el calzone que nos comimos cada uno.
De alemán no entendemos nada. Pensamos que con el francés de Luxemburgo íbamos a estar mejor, pero estuvimos mucho mejor, porque la del hotel y el mozo de la pizzería parlavano italiano.
12 de agosto
Día menos intenso, dedicado a la ciudad de Luxemburgo. Se recorre toda a pie. Nos gustó mucho. Es como una ciudad amurallada, pero cuyas murallas son naturales, con grandes paredes verticales. Del lado de arriba está la ciudad histórica, y del lado de abajo corren 2 ríos. En uno de ellos, hay un parque con mucha vegetación, y cerca del otro, un barrio bajo de la ciudad. Todos esos desniveles ayudan a que paisajíticamente sea muy linda. Por suerte hay un ascensor gratuito para ir de la parte alta a la baja o viceversa, Si no, no la hago bajar a Cuca pensando en que luego tendrá que subir.
Además, en lo que sería la muralla, que en realidad es abajo de la ciudad, hay una red de 25km de túneles donde circulaban y escondían sus ejércitos en caso de invasiones. Recorrimos una pequeña parte que está habilitada y Cuca me sacó corriendo, porque estaba lleno de escaleras.
La ciudad vieja en sí, no tiene demasiado para ver, más que alguna plaza, algún edificio y alguna iglesia.
Luego fuimos en auto a Kirchberg, la Euro zona con una arquitectura ultramoderna, que vale la pena.
El desayuno que estaba incluido no fue como el de ayer, y a mediodía tuvimos que hacer un alto en MacDonald. Pero sentados en una mesa de la plaza principal.
Como siempre que llegamos a un lugar, Cuca me da los planos y me hace dirigir. Yo le pregunté qué iba a hacer en Japón que no iba a tener su guía particular. Se ve que le toqué el amor propio, porque par retornar al estacionamiento donde estaba el auto agarró los planos y dijo "ahora mando yo". Miraba los planos, los giraba para arriba y para abajo, pero me llevó derechito (las últimas 3 palabras me las dictó Cuca)
En una de las vistas desde el borde del precipicio, se ve un edificio muy majestuoso con una torre. Busco en el mapa y descubro que es uno de los bancos. Eso me recuerda el principal motivo de mi venida a Luxemburgo. Es que es un centro bancario (alias paraíso fiscal) muy importante. Y yo vine acá a controlar que los U$ que me colocó Damiani estuvieran a salvo. Y me voy tranquilo. Está todo bien, pero no me deschaven frente a la impositiva.
13 de agosto
Día multinacional. Es que empezamos en Luxemburgo, hicimos una parada para conocer Namur (Bélgica) y terminamos en Maastricht (Holanda) Antes de salir de Luxemburgo llené el tanque, porque hombre previsor sabía que la nafta de Luxemburgo era la más barata de la región.
Es un sábado de agosto, que además es fin de semana largo en Bélgica, por lo que está lleno de gente.
Además es día de feria, y muchísimas calles y plazas principales están llenas de puestos donde se vende de todo. Eso afea muchas fotos.
En Namur recorrimos a pie las calles, plazas y alguna iglesia del barrio Le Corbeille. Luego, en auto, fuimos a un punto alto donde se tiene una linda vista del mismo barrio.
En Maastricht también recorrimos las calles empedradas de la zona céntrica, las plazas y alguna iglesia. En una de ellas, la más grande, subí a la torre para tener una perspectiva de la zona antigua, mientras Cuca, que no sube tantos escalones, hizo lo que hacían los miles de personas que pululaban por todo Maastricht. Se sentó en un boliche a tomar algo. En todos los lugares que íbamos, había boliches con muchas mesas en la calle, todas llenas con gente que se sienta de espaldas a la pared, para mirar a otras gente pasar, y supongo que criticar un poco. Es una linda ciudad, y la conocimos en un ambiente muy festivo, y con un clima que ayudó.
Para sobrevivir, desayuno flojo en el hotel, a mediodía bananita y Mac Donald y de noche supermercado. Y yo, que me pasé todo el día mirando gente sentada en una mesita y tomando una cervecita, y que me aguantaba porque tenía que manejar, en el super me compré una lata bien fría de Amstel Bier. Qué decepción. Por no saber holandés, no sé ni lo que era. Era una limonada, o una mezcla de cerveza sin alcohol con limonada, o algo parecido, pero marca Amstel Bier. Otra vez será.
14 de agosto
Volvimos a Bélgica, con destino final Brujas. Pero en el camino pasamos por Bruselas. No me gustan las ciudades grandes, pero había estado en Bruselas y su Grand Place me pareció la más linda de Europa y pensé en volver. Y finalmente me decidí cuando averigüé que justo hoy era uno de los 4 días que cada 2 años, adornan la Plaza con flores, a razón de 300 flores por metro cuadrado.
La estrategia que diseñé para, teniendo auto, llegar al centro de Bruselas, funcionó bárbaro. Busqué la estación de Metro más lejos del centro, estacioné gratis el auto en la calle por ser domingo, y en 20' en Metro estaba en el centro.
Un espectáculo así necesitaba perspectiva para aprovecharlo mejor. Para entrar a una cierta altura de algún edificio alto de los que rodean la plaza, había que pagar al menos 5€. Yo que soy muy machete, ni lo dudé que había que pagarlo. Pero la macheta resultó Cuca, que es la que ayudó a forjar mi fama de machete. Ella no subió, y hasta me retó a mi por subir.
Pero debía ser por hambre, porque la llevé a almorzar a uno de esos restaurantes a media cuadra de la plaza, con todos los turistas con mesitas afuera, y se le pasó enseguida. Claro, el desayuno, que en el hotel valía 10€ y lo rechazamos, fue de un sobre de capucino disuelto en agua hervida con el SUN (los más jóvenes no deben saber que es un SUN), con unas magdalenas compradas hace días en el Supermercado.
Después recorrimos algunas otras plazas y calles de Bruselas, sin nada interesante y seguimos en auto a Brujas.
Sobrevivimos. Siempre le tuve un poco de miedo a Bruselas, porque es el principal centro organizador de ataques yihadistas de Europa.
Nos dio el tiempo para una vueltita por la plaza y uno de los canales. Espectacular. Mañana la disfrutaremos más a fondo.
Bélgica tiene 2 idiomas: el francés, y otro parecido al holandés. En Bruselas se usan los 2. Las calles tienen 2 nombres distintos, uno en cada idioma, lo que me complica para interpretar los mapas. En Brujas, el francés desapareció.
En toda esta zona, es muy común ver parejas de distinta raza. Está muy bien, pero los uruguayos no estamos acostumbrados.
15 de agosto
Día dedicado a Brujas. De entrada encontramos una procesión que sin duda conmemoraba una fecha religiosa. Era muy larga. Todas las personas iban en trajes típicos de otra época, muy coloridos. También iban las autoridades. Había varios caballos, y atrás del último iba un hombre con un carro de esa época y una pala. Cada vez que un caballo hacía sus necesidades, el hombre del carro paraba y juntaba la bosta adentro del carro. Los integrantes de la procesión eran casi todos viejos. Atrás del último, iba una ambulancia por las dudas. 
Nosotros hicimos la recorrida a pie, pero muchos turistas más finos, lo hacen en un carro tirado por un caballo. Los caballos tienen, abajo de la cola, un plano inclinado que termina en un recipiente hacia donde resbala la bosta sin caer a la calle. Las calles están totalmente limpias. Algún día, nuestros carritos recolectores tomarán esa idea.
Para empezar la recorrida, nada mejor que subir los 366 escalones que llevan al campanario que se encuentra en la plaza principal, a ver la ciudad de arriba. Muy linda. Había precio reducido a mayores de 65, pero yo no llevaba mi pasaporte para demostrarlo. Igual me creyeron. ¿Se me notará tanto la edad?
A la que no se le nota la edad es a Cuca. A pesar que no subió, no perdió el tiempo. Un Azerbaijano de 30 años le llevó la carga. Le dijo que no parecía ni de 60. El hombre le contó que había cometido algunos errores, y que por eso ahora estaba sin trabajo. Le hizo un regalo de un llavero con un papagayo. Cuca me contó que se asustó, que se alejó del hombre y que tiró el regalo a la basura. Esa es la versión de Cuca. Les doy una pista para que cada uno imagine una versión distinta. Cuando yo estaba arriba, Cuca me mando un SMS preguntándome si demoraba mucho en bajar. ¿Cuca necesitaba tiempo para algo?
Luego seguimos la recorrida, visitando otra plaza, la Basílica donde tienen una reliquia que (dicen que) contiene sangre de Cristo, unos molinos de viento, y caminamos en pila por calles y bordes de canales, que son muy lindos. Culminamos con un paseo en barco por los canales, que tiene la ventaja de que por fin nos sentamos para ver el paisaje, pero se disfruta mucho más caminando, que adentro de un barco lleno de gente, y que no para para ver las cosas más interesante. Prácticamente ya los habíamos caminado a todos los canales que recorrimos en barco.
Pensamos que la ciudad debía ser muy linda de noche, iluminada, y no nos equivocamos. Recorrimos después de la puesta de sol (21 h) plazas y canales iluminados. Pero además de la vista, recreamos los oídos, ya que el campanario de la plaza no hacía sonar las campanas, sino que daba un concierto de música. Y era música conocida, aunque no me pregunten los nombres de las melodías, porque mi incultura musical me impide contestarles. Y esa música llegaba a 5 cuadras de distancia.
Resulta que adentro del campanario hay unos enormes cilindros, que giran por un mecanismo de relojería. Esos cilindros tienen unas salientes, que empujan unas levas que hace sonar la campana de la nota correspondiente en el momento oportuno para obtener una música muy bien lograda.
16 de agosto
Volvimos a Holanda. Visitamos 2 pueblos (Delft y Haarlem) y seguimos a dormir a Amersfoort
En los 2 primeros recorrimos plazas, calles y canales.
Repasemos algunas cosas típicas de Holanda:
1. Canales. Muchas ciudades están llenas de canales, incluyendo las que vimos. La información previa recomendaba mucho los canales de Delft. Los paisajes de los canales eran lindos, pero la superficie del agua estaba cubierta de verde (serán las cianobacterias?). Las fotos quedan lindas con el canal verde, pero  es más agradable con el agua transparente. Igual el pueblo era encantador.
2. Las plazas de los pueblos, llamados Markt. En Haarlem estaba estropeada, porque la plaza estaba copada para un espectáculo de Jazz que estaban armando. En este pueblo los canales estaban limpios, pero no eran tan lindos.
3. Bicicletas. Siempre hay sendas para bicicletas con pavimento de color rojo. Los centros de las ciudades son peatonales. Para nosotros que no usamos las bicis, nos resultan un problema, porque no estamos acostumbrados, y al caminar invadimos las sendas de las bicis. A Cuca casi la atropellan más de una vez. Y a mi, para manejar, no me acuerdo que en cada maniobra debo mirar que no vengan autos por las otras calles y que no vengan bicis por sus sendas propias. Ya me ligué alguna puteada, pero no la entendí porque era en holandés.
4. Molinos. Todos sabemos lo típicos que son los molinos holandeses. Vimos algunos, pero lo que más vimos fueron molinos generadores de energía eólica iguales a los que tenemos en Uruguay.
En los últimos 60km del camino a Amersfoort, demoramos más de 1 hora en exceso de la hora prevista por el GPS, por trancazos en el tránsito. En general las autopistas europeas son espectaculares, con velocidades máximas de 120 o 130 km/hora según los países. Y en estos países que anduvimos hasta ahora son gratis.
Elegimos Amersdoorf en lugar de Amsterdam para quedarnos porque tenemos un amigo allí que nos invitó. Es Gonzalo, el hijo de la compañera de Cuca en Japón. Está a 36 minutos en tren de Amsterdam. Se nos complicó donde dejar el auto, durante varios días. Los parkímetros de la calle tienen un máximo de 4 horas. Los estacionamientos nos cobran 58€ por día. Después de mucho buscar, encontramos un estacionamiento a 14€/día a 20 minutos de la casa.
17 de agosto
1er día entero para Amsterdam. Van algunos comentarios:
Por muchos lados se siente olor a Marihuana (o Hashish, no se reconocerlo todavía)
Hay muchas casas con paredes no verticales. Algunas se recuestan sobre la casa de al lado, pero otras se las ve como inclinadas hacia adelante. Yo paso rápido frente a ellas, no sea cosa que se caigan arriba mío. Ninguna casa tiene persianas. Sólo cortinas, y muy pocas tienen postigones. Todas las casa, arriba de la última ventana, tienen un gancho. Se ve que lo usan para las mudanzas.porque las escaleras deben ser muy chicas
En los canales hay muchas viviendas flotantes. Se ve que no quedan terrenos en tierra firme.
En el centro, el parking en la calle cuesta 5€ la hora. Que no se entere Martínez, con lo que disfruta recaudando.
Visitamos el Barrio de las luces rojas. Como era de mañana, pensé que no había chicas con poca ropa en las vidrieras, pero se ve que hacen horario continuo. Claro, en Amsterdam hay gente para todo. En el barrio está lleno de sex shops, pero no me pregunten lo que vi, porque miro y no entiendo nada. ¡Qué viejo estoy! Y eso que fui a la India a tomar un curso del Kamasutra, pero aunque los indios estaban muy adelantados, era todo más natural, sin aparatitos. 
También visitamos el museo de la Marihuana, pero era todo muy teórico. No nos dieron una clase práctica.
Estuvimos por el Dam, que es la plaza principal. Había una multitud de gente y muchas caras raras.
Cuca fue el Rijkmuseum, y como a mi me embolan los museos de pintura, me fui al Vondelpark, y me senté en un banco, a ver si tenía la suerte que tuvo Cuca, y me cargaba alguna Azerbaijana de 30 años. Pero no. Pero igual era interesante ver pasar mucha gente en bicicleta y caminando. Vi varios que mientras manejaban la bici, iban mirando y tecleando la pantalla del smartphone. Vi uno que sacó de entre la ropa un tubo como si fuera una lapicera, se lo puso en la boca, inhaló y luego exhaló humo y se volvió a guardar el aparatito. 
Luego el típico paseo en barco de algo más de una hora por los canales, que vale la pena.
18 de agosto
2do día entero para Amsterdam. Fuimos a una especie de convento de religiosas que no eran monjas, llamado Beginjof, que era muy apacible en el medio del bullicio de Amsterdam, a un barrio llamado Jordaan, y recorrimos en tranvía varias zonas de Amsterdam, aprovechando que habíamos sacado boletos válidos por 48 horas.
La falta de espacio en las casas es una característica de Amsterdam. Como ejemplos vi una casa con 2m de ancho en toda la casa, y otra con 1m de frente, aunque hacia el fondo se ensancha algo.
Cosas raras: Los motociclistas no usan casco. Los apartamentos, incluidos los barrios modernos, no tienen garages.
En el parking del barrio no se paga de 22 a 9. El máximo es de 4 horas. Como mañana salgo temprano en auto, para no pagar un día más en el parking lejano que conseguí, a las 20 traje el auto al parking del barrio, lo estacioné y fui a la máquina a pagar, para poner el tiquet en el auto. La máquina estaba en holandés y tenía dibujitos para ayudar. No tenía donde poner monedas ni billetes. Sólo tarjetas. Y en la ranura para la tarjeta, había un dibujo de tarjeta con chip. Hice varias pruebas con mis tarjetas y lógicamente no funcionaban. Cuando vuelvo al auto, estaba el inspector pronto para ponerme la multa, pero me vio venir de la máquina tarjeta en mano y se aguantó. Le dije que la máquina marchaba mal. Me dijo que pruebe con Maestro. Le mostré mi Maestro y le dije que tampoco funcionaba. Entonces me dijo que si era culpa de la máquina, que no me preocupe, que deje el auto sin pagar, que no pasaba nada.
19 de agosto
En el norte de Holanda había una gran bahía del Mar del Norte, que con sus crecientes, dejaban parte del país bajo agua. Entre 1920 y 1932 construyeron un dique de 30 km de largo, y transformaron la bahía en lago de 1200 km2. Con eso controlaron las crecientes. El día de hoy lo dedicamos a dar una vuelta en auto de 350 km, visitando preciosos pueblitos en sus orillas: Volendam con su puertito y sus prolijas casitas en un barrio llamado El Laberinto, Hoorn con su plaza principal y su puerto de yates, Hindeloopen con sus callecitas, puentes y canales y Stavoren, con sus casitas alineadas frente al puerto. Recorrimos los 30 km del dique, con el agua del lago más baja que la del mar.
Después de cenar, fuimos a recorrer el centro de Amersfoort y a tomar algo con nuestro anfitrión. Hace 3 días que dormíamos ahí, y no lo conocíamos. Y también tiene su encanto con 2 plazas muy lindas.
Se ven muchas vacas en el campo. A veces vemos algún alambrado eléctrico, pero otras veces no vemos nada y no nos explicamos como no suben a los caminos. ¿Serán más inteligentes que las vacas uruguayas?
En uno de los pueblos tomamos un helado palito. Como personas civilizadas que somos, buscamos un basurero para tirar el palito. Cuando quisimos abrir el basurero, no pudimos. Entonces, viendo nuestra frustración, se nos acercó un holandés muy amable, y nos pidió los palitos, y nos explicó que el basurero tenía un código secreto, que él conocía el código, y que él tiraría los palitos adentro del basurero. Hola
En otro pueblo, al lado de algunas puertas de casas, se veían los típicos Zuecos holandeses. Se ve que los usan en la calle, pero a la casa entran descalzos.
Fe de erratas: En días anteriores hablé de casas inclinadas sobre la del costado, y casas inclinadas hacia el frente. Debo rectificarme. No hay casas inclinadas hacia el frente. Construyen a propósito la pared frontal inclinada hacia la calle, tal vez para ganar 30cm de espacio en las piezas superiores. Lo de las casas inclinadas hacia el costado, es por falla de las fundaciones. Los pisos, en ese caso, dejaron de ser horizontales.
20 de agosto
Día de muchos kilómetros, y una sola cosa interesante, pero muy interesante. Anduvimos más de 500km, completamos más de 2000 desde que levantamos el auto. Dejamos atrás Holanda y fuimos a Lübeck, en Alemania.
Acá hay pocos accidentes de tránsito, pero el tema lo manejan distinto que los rompebolas que opinan en Uruguay.
 Tolerancia 0 = Ja Ja. Todo el mundo chupa cerveza a toda hora. Inclusive vimos a los choferes de camiones en las paradas en la autopista.
Velocidad máxima 90 ó 100 = Ja Ja. Tengo entendido que es 130 km/h, pero yo ando a 130 km/h y me pasan volando. Deben andar cerca de 200 km/h.
La gran diferencia son buenas carreteras y buena señalización, y no echarle la culpa a los automovilistas. Primero se empieza por ahí.
Lo interesante que vimos es un pueblo adentro de una fortaleza  de 1580. Se llama Bourtange y está en Holanda. La fortaleza tiene forma de estrella, las murallas son de tierra, está rodeada por un foso con agua, tiene lindos puentes de madera sobre el foso, un molino y una linda plaza.
Me resultaron interesantes los baños. Son un par de casillas de madera que vuelan sobre el foso. En cada una hay un agujero de aprox 2m x 0,50m con descarga directa al foso. Sobre el lado de 2m hay un travesaño como para sentarse de manera que los culos queden sobre el agujero. Y cuando digo “los culos” me refiero a que en 2m caben como 4 culos sentados, con lo que la ceremonia de ir al baño dejó de ser un acto íntimo para ser un acto grupal.
Mejor que la descripción mía del pueblo, es la foto que pueden ver en http://images.google.de/imgres?imgurl=http%3A%2F%2Ftourism-spot.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2016%2F06%2Ffort-bourtange-728x485.jpg&imgrefurl=http%3A%2F%2Ftourism-spot.com%2Ffort-bourtange-star-shaped-fort-of-netherlands%2F&h=485&w=728&tbnid=bYeafuYFvnKujM%3A&docid=iQPsW1dPFpYlgM&ei=mra4V__DFMWVsgGh6qGIAw&tbm=isch&iact=rc&uact=3&dur=920&page=2&start=16&ndsp=20&ved=0ahUKEwj_-LGC5NDOAhXFiiwKHSF1CDEQMwhRKBcwFw&bih=643&biw=1366
21 de Agosto
Día en que me recibo de septuagenario. Dedicado a Lübeck y Travemunde.
Empezamos en Travemunde, que está a 20km de Lübeck y es como su balneario. Agradable calle costera, y una playa amplia, con poca gente (domingo de verano). Me mojé los pies, y el agua estaba menos fría que algunos eneros puntaesteños.
Lübeck es conocida como la reina de la Liga Hanseática, y aunque no está en el itinerario de la mayoría de los uruguayos, tiene bien justificadas sus 3 estrellas de la Guía Michelin. Es una ciudad tranquila, con mucho verde, con su centro histórico en una isla. Se destacan a lo lejos sus campanarios y torres, coronados por altos conos o pirámides  verdosos y oscuros.
Es lindo para caminarla por sus callejuelas y sus casas típicas. Visité algún “conventillo” similar a los uruguayos, con un corredor largo, con puertitas a los costados. Pero acá los corredores además eran anchos, las puertas correspondían a casas interiores muy bien mantenidas y adornadas con plantas. Una vista muy linda de la ciudad es desde lo alto de una torre que subí. Esta vez Cuca me acompañó. Pensarán que lo hizo para acompañarme en mi cumpleaños. Se equivocaron. Subió porque tenía ascensor.
Y para festejar mi cumple, nos fuimos a cenar a un restaurant caro, muy bien decorado, con velitas en las mesas. Pa los contras que aseguran que Cuca siempre termina comiendo porquerías.
22 de Agosto
Día largo y de muchos kilómetros.
A las 8 de la mañana estábamos desayunando en Lübeck, y 11 horas después llegamos a Dresden, a 600km de distancia, luego de visitar 2 pueblitos típicos alemanes, muy lindos, con las casitas con estructura de madera vista. Los pueblos se llaman Wolfenbuttel y Goslar. Los caminamos 1 hora y media cada uno.
En Goslar, un ciudad chiquita de Alemania, mientras caminábamos, nos topamos en una vereda con 2 estatuas de Botero, un gordo y una gorda.
En el hotel, en que vamos a estar 3 noches, tenemos cocina y heladera. Entonces fuimos al supermercado a hacer el surtido para 3 días. Por supuesto que compré 3 latas de cerveza alemana a 0,59€ cada una, y cené con una lata de guiso de lentejas, que estaba muy bueno, pero en vez de chorizos, tenía frankfurters.
23 de Agosto
Día dedicado a una zona llamada Suiza Sajona, cercana a Dresden. Su nombre se debe a lo lindo de sus paisajes.
Empezamos con los jardines del Palacio de Verano Pillnitz, con una linda caminata.
Seguimos con el plato fuerte de la zona, que se llama Bastión (Bastei). Es una zona muy alta, con el río Elba abajo, lleno como de unas torres de piedra muy altas, de parte superior redondeada. Se hacen caminatas por la zona, pasando de una torre a otra por puentes. Las caminatas, por supuesto, incluyen muchas subidas y bajadas. La zona es muy fotogénica, con el valle y los pueblos abajo, y como marco las torres.
Terminamos en un enorme Castillo, llamado Festung Königstein. Es altísimo, no sólo porque sus murallas son muy altas, sino que están apoyadas en rocas muy altas de paredes verticales. Se sube en ascensor, aunque tuvimos que bajar a pie, porque el ascensorista se iba 16.30. Recorrimos todo el perímetro superior, con excelentes vista hacia todos lados. La entrada incluía un recorrido interior, que no hicimos, porque en la única sala que entramos, sólo está explicada en alemán, y nos calentamos.
Es muy común en esta zona de Alemania, que perteneció a Alemania Oriental, que nadie hable inglés y que nada esté escrito en Inglés, lo que nos dificulta la comunicación con la gente.
Por donde anduvimos durante el día, lo único que encontramos para almorzar fue una salchicha, un helado palito y 2 bananas que llevábamos por las dudas. Cuca volvió muerta de hambre, y decidió comer en el Restaurante pegado al hotel. Nos trajeron la lista, y no entendimos lo que era ninguno de los platos. Entonces Cuca recordó que el día anterior había visto a un tipo comiendo una milanesa. Y como la única comida que sabemos decir en alemán es "schnitzel" (milanesa) pidió y le entendieron. Yo me sumé pa no pensar, y por suerte Coca y Bier entienden. Trajeron una enorme milanesa de pollo, con papas y ensalada que no pudimos terminar.
Acá en el norte de Alemania ya se empiezan a ver caer las hojas de los árboles. Y todavía falta un mes para que termine el verano. Pero por suerte nos están tocando días muy agradables, con máximas de 23 a 25º y mañanas frescas.
24 de Agosto
Día dedicado a Dresden. Estamos lejos del centro, porque hoteles con estacionamiento por el centro no hay (con precios razonables). Le dimos un descanso al auto, al que ya le hicimos 3000km. Fuimos y volvimos al centro en tranvía, que es más barato que pagar parking, es más cómodo, es más rápido y además puedo tomar cerveza en Dresden ya que no manejo. 
En el centro de Dresden se concentran muchas construcciones muy exageradamente barrocas. No es mi estilo preferido. Entre ellos visitamos el Zwinger (tiene 4 museos que no visitamos), La Catedral , la Semper Ópera que vimos de afuera, y el Castillo, que tiene 2 museos.
En cuanto a museos, hay que dosificar, porque si no uno termina el viaje podrido de ver tanto museo, y ya ni se acuerda de qué vio en cada uno. Nosotros elegimos uno, el Historisches Grünes Gewölbe, que está en el Castillo. Sacamos la entrada por internet el día anterior, Y creo que elegimos bien, porque es interesantísimo, con una enorme colección de obras de arte en ámbar, marfil, mármol, bronce, plata y oro, coleccionados por Augusto el Fuerte, que fue el mandamás por estos lados, a principios del siglo XVIII. Y no solo los objetos, sino que la presentación de los mismos está buena. No hay vidrios entre el espectador y el objeto (pero no te acerques mucho que suena la alarma). Está lleno de espejos, que dan una luminosidad especial, y permite ver la parte de atrás de los objetos expuestos. Yo quería sacar fotos. Leí carteles por todos lados, y en ninguno de los que entendí decía que estaba prohibido. A pesar de ello, yo sospechaba que lo estaba, porque ningún turista sacaba fotos. Entonces, tratando de esconderme de los guardias, comencé a sacar fotos. La quinta foto la saqué escondido de la guardia atrás de una columna. Pero la quedé. El salón estaba lleno de espejos y me descubrió, me retó, y no pasó más nada, porque la foto ya la había sacado. No me animé a seguir sacando fotos.
Después visitamos la Kreuzkirche (Iglesia de la Santa Cruz), que es redonda, y parece más un teatro que una iglesia. Desde arriba de la cúpula tiene una linda vista del centro histórico de Dresden y del río Elba. Mientras subí, Cuca quedó adentro de la iglesia redactando whatsapps.
Con los pocos alemanes que nos vemos obligados a tratar, los encontramos más prepotentes que en otras zonas. ¿Serán restos del comunismo? ¿Será que los que no hablamos alemán somos seres inferiores?
Con respecto a que todo está escrito el alemán, encontré una excepción: Cuando me trajeron la cuenta de una comida en un restaurante, por supuesto que el ticket estaba en alemán. La única excepción era que decía "tip is not included" Debe estar en inglés, pero como yo hablo español, no dejé propina.
Les deseo feliz Noche de la Nostalgia a los lectores del blog desde Uruguay. Nosotros la festejaremos comiendo en el hotel los requeches de la última compra en el Super, y acostándonos temprano que mañana toca un día largo.
25 de Agosto
Dejamos Alemania para ir a Wroclaw en Polonia. Son 270km que recorremos en la mañana, y aprovechamos la tarde para recorrer Wroclaw, que en español parece que se llama Breslavia.
Toda la ciudad es muy linda, pero su plaza principal es una joya, por las edificaciones que la rodean. Al llegar nomás, nos reciben unos violinistas callejeros tocando Por una Cabeza. La caminamos mucho, luego subí los 72m de una iglesia cercana para verla de arriba. 
En muchos lugares hay más de 200 gnomos, que son como unas estatuillas de aproximadamente 20 cm de alto, de bronce. Fueron colocados por un grupo disidente en la era comunista.
Luego fuimos a lo que llaman Panorama Raclawicka. Es la mayor atracción turística de Breslavia. Es una enorme pintura de 114m de largo y 15 metros de alto, que se desarrolla en la cara de adentro de un cilindro. Los espectadores estamos adentro del cilindro. Representa una batalla que los polacos le ganaron a los rusos en 1794, aunque la guerra la ganaron al final los rusos. Durante la época que Polonia era un satélite ruso, los polacos la mantuvieron escondida. Lo que más me gustó es la ambientación que lograron. En lo que sería la base del cilindro, del lado de adentro, se ven objetos reales, en sus 3 dimensiones, como ser árboles, plantas, caminos. Y la transición entre la pintura vertical, y los objetos en la parte horizontal está tan bien hecha, que me costó darme cuenta cual árbol estaba pintado y cual era real y salía desde el suelo. Lo mismo con un camino, que venía en el dibujo en un plano vertical, y continuaba en el piso, sin notarse el cambio. Eso le daba un aspecto tridimensional a la pintura. 
Volvimos a la plaza en un paseo muy agradable en la orilla del río Odra. Teníamos que hacer tiempo para cenar con el sol no tan alto. A Cuca no le daban más los huesos de las piernas, pero los hierros de mis piernas todavía aguantaban y me fui a ver unas esculturas a 1km de distancia. Era rara. Representan a un conjunto de personas que se acercan a un cruce de calle. Y a medida que se acercan, se van hundiendo como para pasar por abajo de la calle. Y en la acera de enfrente se ven a otras personas que aparecen emergiendo de abajo de la vereda. Cenamos en la plaza principal, que mantenía mucho movimiento, y al hotel.
26 de Agosto
En la mañana recorremos los casi 300km que separan Breslavia de Cracovia. De tarde recorremos en auto 2 de las atracciones de Cracovia que quedan lejos del centro, ya que mañana iremos al centro en tranvía.
Empezamos por la Catedral de Sal. En el mundo que yo sepa hay 2 Catedrales de Sal: Una en Colombia y esta de Polonia. En este año nosotros visitamos las 2. Y esta de Polonia supera con creces a la Latinoamericana. 1. Porque la Colombiana es muy reciente, porque la vieja se derrumbó, y esta catedral se comenzó en el siglo 19. 2. La colombiana es una Catedral excavada para ser Catedral, y esta fue excavada a mano como mina, y adaptada a Catedral y 3. En esta se visita la mina, y de paso la Catedral, mientras en Colombia es una visita de la Catedral.
La excursión dura 2 horas, y es con guía. Para no tener que esperar, elegimos la excursión con guía en italiano, y entendimos bien. Recibe 1 millón de turistas al año, y en estos meses entre 6.000 y 7.000 por día. Tiene 300 km de galerías, de los cuales nosotros recorrimos 2km. La mina tiene 327m de profundidad, pero nosotros bajamos aproximadamente hasta la mitad. Lo que no le dijeron antes a Cuca era que había que bajar todos los escalones a pie, aunque había ascensor para subir. ¿Se imaginan los comentarios de Cuca? 
Empezó a funcionar como mina en el siglo 13. La mayoría de lo que se visita tiene 300 años. Está decorada con muchas estatuas y bajorelieves tallados en sal. Hasta los cristales de los candelabros de la iglesia están hechos de sal. La energía para los movimientos del mineral provenía de caballos, que durante meses no salían de adentro de la mina. Hasta el 2002 fue así, hasta que las sociedades protectoras de animales lo prohibieron. Son impresionantes los apuntalamientos con grandes troncos de madera en las excavaciones grande. Algunos troncos de 300 años están petrificados.
Terminamos almorzando a las 15 y 30, a más de 100m de profundidad.
Por último fuimos al museo de Schindler. Era imprescindible ver en Polonia algo relativo a los sufrimientos de polacos y judíos en la 2da guerra. Entre Auschwitz y ésto, elegimos esto. No hay duda que fueron hechos impresionantes, pero no nos gustó la presentación del museo. Demasiados relatos imposibles de leer todos, muchas fotos que no se relacionan con los relatos, No hay un orden lógico para recorrer el museo.
A lo largo de su historia, los polacos casi siempre estuvieron dominados por invasores, principalmente alemanes y rusos. Se ve que los odian a ambos. Eso nos favorece, porque prefieren el inglés antes que el alemán y el ruso.
Las carreteras polacas son tan buenas como las alemanas. En general voy a 130 km/h. Pero el tiempo que gano yendo rápido en casi 300 km, es mucho menos que los 40 minutos que perdí de colas en los peajes. 
27 de agosto
Día dedicado a Cracovia, tierra natal de Juan Pablo II. De nuevo dejo el auto en el hotel, y nos movemos en tranvía. A Cuca, que es joven, el boleto le sale muy barato. A mi, que soy septuagenario, me sale gratis.
Empezamos por el Castillo. Empezamos mal, porque para las 2 cosas más recomendadas del Castillo la cola superaba una cuadra. Y los cupos diarios para ambas eran de ciento y poco para una, y 500 para la otra. Decidimos no hacer más de una hora de cola, con la posibilidad de quedarnos con las manos vacías. Igual caminamos bastante adentro del Castillo, vimos las vistas sobre el río, porque, como todo Castillo que se precie, está en un lugar alto. Además visitamos la Catedral del Castillo, donde está enterrado Juan Pablo II. Y justo cuando terminaba de sacar la foto a la tumba, apareció el cazador de fotógrafos furtivos a decirme que estaba prohibido. pero llegó tarde.
Después fuimos a la plaza principal, llamada Rynek. Es la más grande de Polonia, y muy linda, pero nos encantó más la de Breslavia. De nuevo escuché Por Una Cabeza interpretado por una violinista callejera.
Subí a la torre del ayuntamiento, pero la vista no era la que esperaba, porque tenía que mirar a través de unos vidrios de una ventanas chicas. Además, a pesar de no ser muy alta, me costó subirla por tener escalones muy altos y desparejos.
Después fuimos a ver la Puerta Florian, del siglo 14, y un pedazo de la muralla adyacente.
Seguimos con el barrio judío. No pudimos entrar a ninguna sinagoga ni cementerios adyacentes por ser sábado. Pero recorrimos el barrio, que es muy pintoresco, con alguna casa conservada desde la época de la invasión Nazi. Ahí tomé la 2da cerveza diaria. La primera había sido en el almuerzo en la Plaza Rynek. Esas son las ventajas de andar sin auto. Y volvimos a la plaza principal, a observar, caminando y sentados en un murito, el movimiento, mientras hacíamos tiempo para cenar. Al atardecer es enorme la cantidad de gente que deambula, o se sienta en un boliche con vista a la plaza a tomar cerveza.
Por todos lados se ven hordas de turistas, muchos de ellos siguiendo a un guía con una banderita en la mano. Todo el centro es peatonal, como en la mayoría de las ciudades europeas. Los turistas platudos la recorren de 2 maneras: 1. En unos cochecitos eléctricos, tipo carritos de golf, pero un poco más grande, con un chofer que les cuenta cosas y 2. En un carro blanco tirado por 2 caballos llenos de plumas y adornos de colores. Y este tema me mantuvo intrigado durante toda mi visita. Los caballos no tenían adosado, como en otras ciudades, un dispositivo para juntar la bosta. Pero en la ciudad se observa una limpieza absoluta. Porque aunque alguien junte la bosta recién caída, algo se notaría entre las juntas de las piedras de la calle. Después de mucho observar, Cuca hizo un descubrimiento que creo que dio con la clave. Los conductores (en general conductoras) de los carros tienen una espacie de calderín. Nos imaginamos que apenas ven que el caballo empieza a revolear la cola, colocan el calderín y "pescan". Vimos varias decenas de carros, y nunca vimos el calderín en acción. ¿Será que además los caballos tienen un régimen de comida especial?
En Polonia venimos usando con éxito la tarjeta de débito RedBrou. La cotización es buena, y no hay comisión, como sería el caso si usara tarjeta de crédito. Pero, para vergüenza de los uruguayos, todos los polacos usan tarjetas con chip. Por suerte los POS tienen para leer banda magnética, pero como los empleados no están acostumbrados a usarla, en un hotel le tuve que enseñar yo como se pasaba la tarjeta en el POS.
28 de Agosto
Día de muchos kilómetros (550) y 6 horas de ruta. Fuimos de Cracovia (Polonia) a Praga (República Checa). Las carreteras checas son bastante peores que las polacas y alemanas. El kilometraje acumulado pasó los 4.000.
En el camino pasamos por Olomouc, un pueblo checo. Su plaza principal y alrededores son muy lindos. En el medio de la plaza, tienen una columna de la Trinidad de 35m de altura, hecha entre 1716 y 1754. Es la más grande entre las estructuras barrocas de Europa Central, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También son muy lindos el Municipio con su torre, y las fachadas de las casas que dan sobre la plaza. Pero además nos gustó la tranquilidad de pueblo, casi sin turistas, en contraste con lo que vivimos ayer.
29 de Agosto
1er día dedicado a Praga. Estamos lejos del centro, pero tenemos subte a 1 cuadra, que pasa cada 4 minutos y demora nada más que 9 minutos. El auto descansará hoy y mañana, y yo no tendré que descansar de la cerveza. Hay que tener en cuenta que los alemanes se creen los cracks de la cerveza, pero la ciudad de Pilsen queda en República Checa.
Tuvimos algún problema con el boleto del metro, ya que las máquinas expendedoras solo funcionan con monedas y no teníamos, pero al final lo solucionamos.
Empezamos visitando el imponente Castillo de Praga, que es enorme y está bien alto, y por lo tanto se ve de todos lados. Dentro del Castillo visitamos primero la Catedral de San Vito. Y es tan linda que hasta a mi me gustó, que estoy bastante podrido de ver iglesias en Europa. Tiene muy lindos vitrales, y una tumba hecha con 2 toneladas de plata. Seguimos con el viejo palacio real, del 1135, con la Basílica de San Jorge y las casitas del personal de servicio del castillo, que eran muy chicas, pero lindas.
Luego fuimos al santuario de Nuestra Señora de Loreta, donde exhiben un valioso tesoro de ostensorios de oro, y uno de ellos adornado con muchísimos diamantes. (Para los que no tienen mi cultura eclesiástica, les aclaro que un ostensorio es donde se deposita la ostia. En general se parecen a un sol con sus rayos)
Luego, por escaleras y calles, bajamos de la alturas del castillo, hasta el barrio Malá Strana donde recorrimos sus callejuelas, en particular una llamada Nerudova, llegando hasta el famoso Puente de Carlos. Poco antes de llegar al puente vino una lluvia muy fuerte, lo que nos obligó a guarecernos en el primer lugar que encontramos, que fue un Mac Donald's, donde Cuca aprovechó a tomar un café macchiato, para hacer tiempo. El puente lo caminamos con paraguas. Pero no nos quejamos del tiempo; fue la primer lluvia importante, que duró poco más de una hora, en 20 días de viaje. Previamente habíamos tenido una pequeña garúa corta en nuestro primer día entero en Europa.
Hay gente que no se explica como consigo tiempo para escribir el blog, luego de largas jornadas. Uno de los secretos es que en ninguno de los hoteles hasta ahora, hemos encendido la TV. (para los mal pensados, que suponen que llevo a Cuca a hoteles sin TV, les aclaro que están equivocados.)
En este hotel tenemos heladerita en la pieza, microondas a disposición y supermercado a 2 cuadras. Cenamos bien los 2 por menos de 300 $ uruguayos.
30 de Agosto
2do día dedicado a Praga. Ayer nos dedicamos a la parte de Praga al oeste del río Vltava, donde está el Castillo y el barrio Malá Strana. Y hoy nos dedicamos a la parte este del río, donde está la plaza principal y el barrio judío.
Empezamos recorriendo el puente de Carlos con sol, que luce mucho más lindo que ayer bajo los paraguas, con lindas vistas del castillo hacia a un lado, y a un montón de techos pinchudos hacia el otro. Seguimos con la plaza principal, donde vimos al reloj astronómico, en que a las horas justas se abren unas ventanitas y hay un desfile de macaquitos que terminan con un gallo cantando. Subí a la torre del Ayuntamiento (la del reloj) para ver la ciudad y la plaza desde arriba. Y luego caminamos por muchas calles céntricas, tomamos muchísimos metros, tranvías y buses para recorrerla, ya que sacamos un boleto que valía 24 horas. Y es toda preciosa. Cada rinconcito tiene su encanto, con sus edificios prolijamente decorados.
También visitamos el barrio judío, y entramos a una sinagoga del siglo XIII, y me hicieron poner el kipa (el gorrito típico de los judíos). A la sala donde se hacen los oficios religiosos no entraban las mujeres. Apenas estaban autorizadas a mirar hacia adentro de la sala por unos orificios en las paredes.
Los subtes van muy profundo. Las escaleras mecánicas para acceder a los mismos son larguísimas. La gente es muy ordenada. Siempre se colocan a la derecha de la escalera mecánica, para que los que están apurados puedan adelantarlos por la izquierda.
Pagando con tarjeta de débito, sale un 15% más barato que cambiando en los cambios, o retirando de los cajeros automáticos. Nosotros hicimos un retiro para tener cambio chico, pero en general pagamos con tarjeta de débito. Hemos tenido varios rechazos de tarjetas, que luego de varios intentos, y cambiando entre las 3 tarjetas que tenemos, hemos logrado solucionar siempre. Supongo que es porque no están acostumbrados a las tarjetas sin chip y la pasan muy despacio. o los POS no están bien adaptados a la tecnología obsoleta que usamos los uruguayos.
31 de Agosto
Hoy visitamos 2 pueblitos muy tranquilos, en contraste con las multitudes de Praga. No se ven los grandes grupos de gente siguiendo a un tipo con una banderita o un paraguas en alto.
El primero se llama Kutna Hora. Se destaca por una iglesia que es tan linda y tan grande como la del castillo de Praga. Tiene 5 naves en lugar de las 3 naves de la mayoría de las iglesias. Además, tiene un segundo piso con 3 naves (la nave central abarca los 2 pisos). También tiene buenos vitrales. Su construcción empezó en 1380. En esa época, había mucha riqueza en el pueblo, gracias a la explotación de unas minas de plata. Y para que esa riqueza la disfrute todo el pueblo, le hicieron tremenda iglesia. Me llamaron la atención los confesionarios. En cada uno, el cura estaba al medio, y atendía a 2 personas a la vez. Y cada uno escuchaba lo que confesaba el otro. ¡Los chismes que correrían por el pueblo!
En el mismo pueblo, un loco compró un monasterio, donde había enterradas 40.000 personas. Entonces hizo una construcción adornada con los huesos de esos 40.000 tipos. Se ven huesos colgando del techo, pirámides de huesos ordenados, y hasta el escudo familiar hecho con huesos.
El segundo pueblito, donde pernoctamos, se llama Telc. Su único atractivo es su plaza principal, pero es la plaza principal más linda que yo recuerde. Además es como una península rodeada por lagos con mucha vegetación. Y desde la torre que subí, la vista de la plaza y su entorno es espectacular.
Primer inconveniente del viaje: Cuca perdió su celular. De mañana lo usó en el hotel de Praga. Luego, a 1 hora de Praga, lo buscó en la riñonera donde lo lleva siempre y no estaba. Como la riñonera estaba cerrada, no se le puede haber caído. Entonces todo indica que lo olvidó en el hotel de Praga. Volvimos a Praga, fuimos a la pieza que estaba tal como la dejamos nosotros, pero el celular no estaba. Lo raro es que si le intento mandar un mensaje, Antel me dice que ese celular no existe. 
1 de Setiembre
Antes de hacer carretera, decidimos dar otra caminata por Telc, porque nos había gustado mucho.
La ruta que nos tocó hoy fue muy distinta. Nada de autopistas ni 130 km/h. Carreteras angostas, de máximo 90 km/h, con pueblos cada poquitos km donde la máxima es 50 km/h. La contrapartida fue que disfrutamos la campiña checa, con colinas, con muchos tonos de verde, con bosques y con lagos.
Se nos complicó cuando el GPS nos mandó por una ruta que estaba cortada. No había indicaciones de cual era la ruta alternativa. Yo agarré para cualquier lado, y el GPS insistía en que diera vuelta y tomara la ruta cortada. Yo no tenía idea de donde estaba, pero seguí yendo para cualquier lado, hasta que el GPS encontró unos caminos super angostos pero bien pavimentados, que me llevaron al destino parcial.
Dicho destino era el Castillo Hluboka Nad Vltavou. ¡Quién sabe cómo se pronuncia! El GPS me quería llevar hasta la puerta de entrada del castillo, pero varios carteles de prohibido el paso me lo impidieron, así que tuvimos que hacer 1 km del camino del GPS a pie y en repecho. Es del siglo 13, pero tuvo reformas importantes en el siglo 19, tomando como modelo castillos ingleses. Perteneció a una familia desde el 1661 hasta que fue expropiado en 1947. Hicimos el recorrido con guía en checo, para no clavarnos 90 minutos esperando el recorrido en inglés. Mucha madera muy trabjada, mucho lujo, mucha ostentación. Parece que no había límites en el dinero que se usaba para decorar y para contratar decoradores extranjeros. A la 3er foto que saqué, me retaron en inglés y no saqué más. Supongo que en checo habría explicado antes que no se podía sacar fotos.
Seguimos a nuestro destino final, que era el pueblo Cesky Krumlov. Hicimos un rato de tiempo en el hotel a que pase una lluvia pasajera como predijeron correctamente los pronósticos, y ya con sol fuimos a caminarlo. Está adentro de un pequeño bucle de un río, con un impresionante castillo que domina el pueblo desde la otra orilla del río. Es muy lindo de caminar, aunque sea incómodo por el empedrado.
2 de Setiembre
Día dedicado a Cesky Krumlov. Empezamos visitando el Castillo. Al igual que en el Castillo del nombre raro, tomamos una excursión en checo. No, no aprendí checo. Lo que pasa es que cuesta la mitad y tengo que esperar menos. Además tiene otra ventaja. La visita dura 55 minutos, de los cuales 50 se los pasa hablando pavadas. A nosotros nos prestaron 4 carillas en español con un resumen de lo más importante que dice la guía en cada habitación del castillo. Leemos el resumen en un ratito, y estamos libres para mirar, mientras la guía sigue hablando en checo. De un grupo de 30, éramos los únicos no checos. Esta vez no intenté sacar fotos. Estaba aburrido de que me reten.
Al igual que el anterior, este castillo era del siglo 13. Pero el apogeo de este castillo fue 200 años antes, en el renacimiento. Entonces éste era mucho menos adornado, con mucha menos madera, mucho más natural. A partir del 1711, perteneció a la misma familia que el otro, pero se ve que la fulana que adornó el otro, en este no se tomó el mismo trabajo. Apenas revistió con tapices su dormitorio ocasional. Al igual que el anterior, fue expropiado en 1947. En muchos lugares había alfombras con piel de oso, pero la alfombra incluía la cabeza del oso. También tenían osos en el foso, por si alguien intentaba cruzarlo sin permiso.
Después dedicamos el resto del día a caminar el pueblo. Fueron horas y no nos aburrimos. Es precioso. Una escala imprescindible de una visita a la República Checa. Tan precioso, que a diferencia de los pueblos anteriores, aquí abundan los grupos siguiendo como corderitos a un guía con paraguas o bandera en alto. Lo lindo es por sus casitas, por el río con sus puentes, por los desniveles, con el castillo en alto del otro lado del río, y la iglesia en alto en el medio del pueblo. Desde muchísimos lugares altos la vista es muy linda. En unas mesitas en una terraza de una pizzería con linda vista almorzamos una pizza bien finita (como debe ser). Saqué la cuenta, y la Coca Cola que tomó Cuca, costó el doble, por litro, que la cerveza que tomé yo.
Y en uno de los lugares que nos sentamos en un banco a apreciar la vista del castillo, un organillero tocaba Adiós Muchachos.
3 de Setiembre
Dejamos República Checa y fuimos a Nuremberg, en Alemania. En el camino visitamos Regensburg (Alemania) que también es conocida como Ratisbona. Está sobre el Danubio. Es una ciudad agradable, pero no nos entusiasmó. Pierde en la comparación con los últimos pueblos checos.
En Nuremberg nos quedamos en lo de Julio y Maga, sobrinos segundos de Cuca. La incluimos en el itinerario solo por visitar a los sobrinos, pero en una rápida recorrida por el centro, nos gustó mucho más de lo que esperábamos. Justo en esta semana hay una fiesta popular en Nuremberg y fuimos de noche. Muchísima gente, en un ambiente festivo, con comidas típicas, diversiones y cerveza.
4 de setiembre
Devuelvo el auto después de manejar 4940km en 6 países. Viaje en avión de Nuremberg a Barcelona.
Acá termina el blog de Europa. Estaré 2 días en Barcelona antes de África y una también una semana después, pero serán de vida familiar, sin blog.
A partir del 7 de setiembre empieza el blog de Kenia y Tanzania